La primavera la sangre altera.

fotografía, mi vida, my life, photography
50 mm, f/2.5, 1/1000 s, ISO 320.

50 mm, f/2.5, 1/1000 s, ISO 320.

No sé si altera la sangre, químicamente hablando, pero en mi caso el elquilibrio sí que me lo altera. Aquí están de nuevo esos mareos primaverales que vienen todos los años, que supongo que son parte de eso que llaman “astenia primaveral”, que básicamente creo que significa que uno está hecho un guiñapo de lo cansado que está. Y me pregunto yo, si la primavera llegó hace casi un mes, ¿por qué esta foto de florecillas de pruno es de hace mes y medio y a mí me está dando la astenia esa ahora? Hum

En cualquier caso, qué bonita es esta estación… es mi cumpleaños (blegh); retoñan los arbustos y las malas hierbas que provocan las alergias; los pólenes vuelan por los aires como plumas de bádminton; la piel pica y no cesa; haces uso de los tropecientos tipos de medicamentos que tienes para evitar rinitises, ojos inflados con córneas babosas y pitidos asmáticos; llueve que llueve, llueve que jarrea, el sol dice hola, el sol dice adiós, hace frío, hace fresco, hace calor, nunca sabes cuántas capas llevar y mejor sal de casa con los pelos bien estratégicamente requetecolocados con horquillas a mansalva porque… hay vendavales… Sah, la vida es mucho mejor en primavera, claro que sí, claro que sí. (Yo estoy pensando raparme, nosdigomás, y eso que no salgo mucho de casa…)

(Hablando de vendavales, uno viene de visita ahora mismo.
Ah, no, se va. Nonono, vuelve.)

Nah, Primavera, Primavera, que me caes muy bien. Eso de las comparaciones está mal, mal, pero me gustas más que Verano (que está sobrestimado, por eso de las vacaciones), más o menos como Invierno pero peor que Otoño (que es mi favorito, aunque no sea un amor correspondido. Eres el chicomalo de la peli y, encima, para hacerme sufrir, me envías los peores dolores de cabeza del año (sin comparación). Y además también produces cansancio. Yo no sé por qué te quiero tanto, la verdad.

Bueno, callo y me despido. Buen fin de semana, pandilla. Esperemos que esos fenómenos meteorológicos tan primaverales se dispersen a sus casas y les dejen disfrutar del resto de las vacaciones.

Y si no, no pongan el grito en el cielo porque ya lo decía ese señor tan listo: Abril es el mes más cruel. Nací yo. Jejejeje. El más fabuloso, quicir.

¡Saludillos!
c

 

Para el que le interese, los ajustes de cámara de esta foto son: 50 mm, f/2.5, 1/1000 s, ISO 320. Luego un par de curvitas y un poco de filtro de proceso cruzado, de viñeteado y de enfoque extra, y a correr.

Anuncios

82/365

04. JUNeIO, Comida / Food, El tiempo / The weather, Fotografía / Photography

82_365

¡Hola cerezas! ¡Adiós, naranjas!
Las frutillas del verano ya están aquí. ¿Indicará eso que por fin el verano ha llegado -temprano- para quedarse? ¿Volverán a irse los rayos caloríficos y a volver el frío y las lluvias? ¡Chunchun! ¡La vida es tan incierta! ¿Qué os gusta más, el verano, el invierno o las otras dos estaciones que ya no sé si son estaciones? O a lo mejor debería dar a escoger entre otoño y primavera. En fin, el caso es que lo del tiempo es muy raro pero ya he hablado de eso trochocientas veces, así que a otro tema.

Me muero de calor. Pero mucho mucho. MUCHO.
Uy, eso no es cambiar de tema.
Pero ya hace miles de calor y encima mi portátil no sabéis el calor que da. Está mayor y se calienta mucho en nada. Y suena mucho. Es bastante pesado el pobre. Pero muy majo… no te pongas malo, que no tengo dinero para comprarte un hermano. O un hijo.

En fin, al menos mirando la foto de estas cerecillas, me refresco. Recién lavaditas. Vale que no sabían mucho, pero en fin. Lo que está muy bueno son las sandías. Al menos las dos que llevamos en casa. Dos cachos de dos sandías, no dos enteras.

Pues nada, voy a currar.
Saludos “fresquitos”, pandilla. Buen juergues. Quien dice fresquitos dice bochornosos.
c

Hello cherries! Bye bye, oranges!
The summery fruits are already here. Could that mean that summer is here?… Finally? Will the calorific rays go away again and the cold and the rains come back? Chunchun! Life is so uncertain! What do you like best, summer or winter or the other two seasons that I don’t really know if they’re seasons at all? Or maybe I should ask you to choose between autumn and spring. Anyway, the thing is that the weather is crazy but I’ve already talked about that half a million times, so new topic.

It’s so hot. SO SO SO HOT.
Erm, that’s not new topic.
But it’s so hot already and there’s more heat emanating from my laptop. It’s old and it gets very hot very fast. Quite annoying, poor thing, but so nice… Please don’t get sick, I don’t have money to get you a brother. Or a son.

Anyhow, at least, looking at this cherry pic, I feel… fresher. I just washed them. Not much flavour, but, whatever. You should try the watermelons. Those are tasty. At least both I’ve ate so far.

So, yeah. Have to get to work again.
“Fresh” cheerios, people. Enjoy your Thursfriday. Haha, did I say fresh? I meant HOOOOOOT.
c

77/365

04. JUNeIO, Filosofando / Philosophy-ing, flora, Fotografía / Photography, Naturaleza / Nature

77_365

Aunque sea primavera hay flores moribundas. Supongo que los diluvios y granizos no ayudan. Uno empieza a florecer y ¡zas!, ¡zasca!, ¡plasca!, en toda la cara, en toda la frente, en toda la boca. Fatal. Y luego cuesta salir de la podredumbre. Una intenta ponerse mona, pintarrajearse de colores para alegrarse la vida y la de los demás, pero nada. El fondo está negro, negro. Y a mí (la flor) le apunta un foco (o un solámen de justicia, en este caso) para que nadie te pierda por el camino, ni en una plaga de nómadas tan típicas de las temporadas de rebajas por la calle Preciados. Como los guías rusos que iban con su banderita roja con hoz y martillo incluidas para que los guiris pesados les vieran y no se perdieran.

A lo mejor si no nos añadimos color, pasaremos más desapercibidos. Pero entonces, a lo mejor nos convertimos en seres invisibles, en blanco y negro. Y yo ya soy suficientemente invisible para los camareros, que, por alguna razón no me ven. Vale que soy bajita, pero leñe, que te llevo mirando media hora y has atendido a toda la barra, han pagado, se han ido y no hay nadie más en el bar, almabendita.

Y eso. Color o blanco y negro. El candelero o la oscuridad. ¿Qué escoger?
Saludos, pandilla findesemanesca.
c

Despite being Spring, there are dying flowers. I guess the deluge and the hail don’t help. One starts to bloom and then, pow!, wow!, right in the face, right in the kisser. Ugh. And then, it’s kinda hard to come out of the putrefaction. One tries to get all dolled up and paint their faces with cheerful colours to make their lives and everyone’s lives happier, but no. The background is dark, black. And a spotlight (or, in this case, a blazing sun) is pointing at me (the flower) so that everbody can see me, even while walking among a plage of wandereres, so typical of the Sales season down Preciados street. Like the Russian tourguides, who carried a red flag with the hammer and sickle, so those annoying tourists saw them and didn’t get lost.

Perhaps, if we don’t add the colour, we’d go unnoticed. But then, maybe we’d turn into black and white invisible beings. And I’m invisible enough for bartenders. For some reason, they don’t see me. Ok, I’m not that tall, but crap, I’ve been staring at you for half an hour and you’ve already took everybody else’s orders, and they’ve all paid, and left and there’s nobody else but me here, dude.

So there you go. Colour or black and white. Spotlight or the darkness. What should I choose?
Cheers, weekend people.
c

75/365

04. JUNeIO, Macro, Mi vida / My life, Naturaleza / Nature

75_365
Sí, sí, he estado desaparecida durante días y más días. Primero con mi aventura rusa, después porque he estado mala, después porque no he estado buena del todo y he perdido el ritmo.
Espero volver a coger ritmillo de nuevo, porque si no, vaya asco de proyecto anual, ¿no?

En fin, ¿me habéis echado de menos? Desde que no hablamos, parece que la primaveraverano ya se ha instalado. Al menos se instala y se desinstala, como hago yo con Skype y los antivirus gratis. Que si van, que si vienen. Lo de la foto es algo típico de la primavera instalada, una rosa gigante. No es un capullo, es una rosa hiperabierta. Llevo dos días hablando del tema con mi madre y mi padre. Sí, de las rosas superabiertas. Mi madre es “pro-rosagigantehiperabiertadepétalos”, mi padre y yo somos  más “procapullo”. Tan abiertas parecen espatarradas, con poca educación. Que no, que no. Mejor los capullos, cerrados y mirándose el ombligo.

Pues nada, espero que se me hayan pasado los dolores de cabeza, brazo y estómagos durante un rato y que me vuelva el ritmillo a las venas.

Espero que anden todos bien, pandilla.
Saludos,
c

Yeaah, yeahh, I’ve been missing for days and days and days. First with my Russian adventure and then because I’ve been sick, and then cos I haven’t been feeling well and I lost momentum.
Hope I can get it back, because, if I don’t, what a crappy year-project, right?

Anyway, have you missed me, then? Since we last spoke, it looks like Summerspring has installed. Or at least it installs and uninstalls, just like I do with Skype and all those free antiviruses. They come and they go.
That thing on the photo is something typical from installed Spring, a giant rose. It’s not a flower-bud, it’s a superopen rose. I’ve been talking about this intersting topic with my parents for two days now. Yes, about superopen roses. My mom is “pro-superpetalopengiantrose” and my dad and moi are more “pro-bud”. So open, their petals are way too wide open. Nah, nah. Buds are better, close and navel-looking.

So, yeah, hope those headaches, arm pains and stomachaches are gone for a long time and I can get that writing rhythm back.

Hope you’re all well, people.
Cheers,
c

Se me había olvidado poner esto. I forgot to attach this!!!

74/365

03. MAYo, El tiempo / The weather, Fotografía / Photography, Mi vida / My life, Paisajes / Landscapes

74_365

 

Ayer el cielo desde arriba. Hoy el cielo desde abajo. Como veréis, la foto tiene un número que no sigue el de la foto anterior. Como no pude poner el blog desde Moscú, voy a intentar poner dos entradas diarias, una antigua con cosas sobre mi viaje y una nueva de la fecha real. Aunque ayer no puse la nueva, ya lo sé. Vamos, un lío. No sé si tendré inspiración literaria para tanto, pero bueno.

En fin, hoy ha caído una tremenda. Vaya tormentaza. Granizo, con unas bolitas bastante grandes. Hace mucho que no veía granizar tanto. Y luego lluvia y lluvia. Me gusta la lluvia. Siempre he querido una ventana lluviosa portátil como la de Joey, para mirar a través de ella en esos días melancólicos que uno tiene, unas temporadas más a menudo que otras.

Y poco más. Bueno, me han invitado a participar en una exposición colectiva que se inaugura la próxima semana y estoy en momento selección, impresión, enmarcado y demás. Un estrés. La exposición trata de las ciudades, así que quieren imágenes de mis metrópolis y mis maniquíes. ¡Vaya sorpresón cuando leí el mail de que había sido seleccionada mientras estaba en Moscú! Ya os iré contando más, por si podéis pasaros para ver las fotos impresas. Serán poquitas, pero también me han invitado a participar en otra expo posterior, de paisajes. ¡Viva!

Pues nada, saludillos, pandilla. Disfruten de las tormentas primaverales.
Ahora vuelvo con mi primer día moscovita.
c

Yesterday, the sky from above. Today, the sky from up here. As you can see, the image has a number that doesn’t follow last photo’s number. Since I couldn’t update my blog from Moscow, I’m gonna try to update it twice a day, with an old entry about my trip and a new one from the actual date. I know I didn’t published yesterday’s photo, though. Anyway, a mess. Don’t know if I’ll have enough literary inspiration for all that.

Anyway, today, it’s been pouring like hell. Huuuge storm. Hail, with somewhat big hailstones. I hadn’t seen it hail like that in ages. And then rain and more rain. I like rain. I’ve always wanted a portable rainy window like Joey’s, so that I can look through it in those melancholic days one has, sometimes more often than others.

And not much more. Well, I’ve been invited to participate in a collective exhibition starting next week and I’m selecting the photos to print them and frame them ASAP. Very stressful. The exhibition is on cities, so they want my metropolis and mannequin images. It was such a surprise when I read their mail from Moscow! I’ll keep you posted, in case you can come and see my prints! It’s just going to be a few of them, but I’ve also been invited to an upcoming show, on landscapes. Yay!

So, nothing else. Cheers, people. Enjoy your spring stormy weather.
I’ll be right back with my Muscovite entry.
c

La ventana de Joey. Joey’s window.

59/365

02. ABpRIL, El tiempo / The weather, Mi vida / My life, Películas / Movies

59_365

Todo es más bonito bajo el agua. Aunque creo que una de las muertes que menos me gustarían en el mundo sería por ahogamiento. Siempre he pensado en ese tipo de cosas. Ahogada o aplasada. Sin poder respirar, ahogada en agua o asfixiándome en las arenas movedizas de la cueva del Pantano de fuego (mordisqueada por una de esas RAG tampoco me gustaría, pero no está en mi top 3). La tercera variante es la del mordisqueo de bordillo de acera con patada en la cabeza después. Au. Eso duele. Fijo.

A veces me da por pensar que me voy a morir de las maneras más tontas. En plan dibujos animados… cáscara de plátano y ¡zas! Muerta. Andando por la calle, tropiezas y ¡zas! Subes las escaleras, tropiezas y ¡zas! Y así. Me dan épocas en las que no paro de pensar en esas cosas, vamos no es que no pare, es que me llegan esos pensamientos mientras voy por la calle, como plátanos o subo/bajo las escaleras. Tampoco estoy tan loca, ¿no?

INCISO.
¿3º? ¿3º Centígrados? ¿Que estamos a TRES grados a 28 de abril? Si ya os decía que después del calor toca el frío, sin importar en qué estación estemos ya. Las cosas cambian, está visto. Brrrrr. Frío.
FIN DEL INCISO.

Pues nada, con estos fríos, la muerte por congelación se ha unido a las más odiadas. O no, no sé. Mejor congelarme que quemarme, creo. Ay, no sé. Ya no me acuerdo de qué iba a hablar…

Ah, sí, de las canciones para funerales. Hace unos años, hice una lista de canciones para mi funeral (y una encuesta entre unos cuantos amigos, seleccionando unas cuantas tonadas para el evento). No recuerdo muy bien cuáles puse. Seguro que tengo el Excel en algún lado. Sí recuerdo que, una de las primeras, era la canción que os adjunto hoy, de uno de mis grupos favoritos (si no el que más). Two Gallants.

Saludos a todos, pandilla. Y ustedes, ¿qué banda sonora escogerían?
c

Everything is more beautiful underwater. I think one of my “least favourite” deaths would be drowning, though. I’ve always thought about these things. Drowning or crushed. Not being able to breathe, drowning in the water or choking in the quicksand of the Fire Swamp (chewed by those ROUS… that I wouldn’t like either, but it’s not on my top 3). The third possibility would be chewing the curb of a sidewalk and then someone kicking my head. Ouch! That hurts. For sure.

Sometimes, I start feeling like I’m gonna die in the most stupid ways. Just like in cartoons… banana peel and whoosh! Dead. Walking down the street, I stumble and, whoosh! I’m going upstairs, I trip and, whoosh! And so on. There are times when I can’t stop thinking about that… I mean, it’s not that I don’t stop, but those thoughts get to my head while I’m on the street, I eat bababas or I go upstairs or downstairs. I’m not that crazy… am I?

PARENTHESIS.
3º? 3º Centigrade? Three degrees on 28th of April? I told you that after the heat, comes the cold, no matter what season it is. Things change, you know. Brrrrrrrrrr. Cold.
PARENTHESIS OUT.

Anyway, with all this cold, death by cold joined my most hated deaths. Or not. Not sure. Better freezing out to death than burning, I think. Agh, I dunno. And I can’t remember what I was about to say…

Oh, yeah, about the funeral songs. A few years ago, I made a list of songs for my funeral (and a survey among my friends, selecting some tunes for the event). I can’t remember which ones I picked, but I’m sure I still have that Excel, somewhere. I do remember that, one of the top 3, was the one I’m attaching today, from one of my favourite bands (if not my fav). Two Gallants.

Cheers, people. And you, what soundtrack would you pick?
c

57/365

02. ABpRIL, Dolor de cabeza-Migrañas / Headache-Migraines, El tiempo / The weather, Mi vida / My life, Paisajes / Landscapes, Películas / Movies

57_365

Ya he visto de todo… que mañana llueve, que caen chuzos de punta, que nublado, que soleado, que fú, que fá, que si chimpún… Nada de granizos ni nieves, eso sí. También he visto la gran posibilidad de que ocurra todo eso, a ratos, como Pilatos.

¡Ay, Señor, qué nos deparará el futuro!

Cuando era pequeña, en el día de mi cumpleaños, siempre llovía y hacía mal tiempo. Cuando me “hice mayor” empezó a mejorar la cosa. Cosa del cambio climático, supongo. Que cada vez hace más calor y las estaciones y el tiempo están locos. Una semana hace un calor infernal y la sigueinte volvermos al polo. Y lo mismo en invierno, aunque al revés. Un estrés. Así el cuerpo humano está tan cuchufloso. Todo el día con resfriados, gripes y virus varios. Todo el día con migrañas y dolores de cabeza. O dolores de huesos. O del pelo hasta las uñas de los pies. Resulta bastante desconcertante, ¿que no?

Dentro de nada nos calcinamos todos, a menos que compremos una crema con factor solar dos millones (es que estoy medioviendo Terminator 2, por enésimísísima vez… acaba de salir la escena de la onda expansiva. Esa muerte debe doler un pelín, ahí, agarrando como una loca la valla metálica, mientras la carne se separa de tus huesos gracias a esa bonita “ola de calor”. Pobrecilla. Y si Sarah grita es que, molestillo, debe ser). No Fate.

En fin, a armarnos todos con las armas que la humanidad nos ha dado a lo largo de los años (véase: paraguas, chubasqueros, catiuscas, ropa impermeable, manga larga, corta, tirantes, pantalones largos, piratas, bermudas, chorts, chortssuperchorts y demás creaciones) para intentar llevar los cambios de tiempo loco lo mejor posible.

Saludos, pandilla.
c

I’ve seen every possible thing, so far… That tomorrow rains, it pours, it’s cloudy, it’s sunny, it meh, it’s mah, blah blah. No hail or snow, though. I’ve also seen the wonderful possibility of all those happening together.

Oh, Lord, what does Fate has in store for us!

On my birthday, when I was a kid, it always rained and the weather was baaad. When I “grew up”, things started to get better. Climate change, I guess. Everyday, it gets hotter and hotter and seasons and the weather are just nuts. One week it’s as hot as Hell itself, and the next one we go back to the South Pole. And the same happens in wintertime, although it’s the opposite. So stressful. Then, the human body gets stupid. All day with colds and, flues and different viruses. All day with migraines and headaches. Or bone pain. Or everything seems to hurt, from your hair to your toe nails. It’s quite bewildering, right?

In a couple of days, we’ll all burn to ashes, unless we’re wearing two million solarblock (I’m half-watching Terminator 2, for the Nth time…). That way of dying must be kinda painful… grabbing that fence like crazy, while your flesh gets ripped off your bones because of that gorgeous little “heat wave”. Poor thing. And, if Sarah screams, that must means it’s a little uncomfortable, I suppose). No Fate.

Anyway, let’s take up the arms that humanity has brought us over the years (ie: umbrellas, raincoats, rubber boots, waterproof clothes, long sleeves, short sleeves, tanktops, long pants, capri pants, bermuda pants, shortpants, supershortpants et al. creations) and try to take this crazy weather changes the best we can.

Cheers, people,
c

56/365

02. ABpRIL, Filosofando / Philosophy-ing, flora, Naturaleza / Nature

56_365

Ayer se me olvidó nombrar a las lilas, otro clásico de la primavera.

Yo creo que esa florecilla de lilas, la de la esquina inferior izquierda, está intentando escaparse del ramo, pero el resto no le dejan irse. La atrapan con fuerza con sus puños-pétalos y no la quieren soltar. Ella quiere ser distinta, no una más del ramillete, ni una más del árbol, pero la cosa se presenta difícil. ¿Cómo diferenciarse dentro de tu ramo? ¿Y de tu árbol? ¿Y del jardín entero? Vale que tienen puntos de vista distintos, unas están más arriba, otras más abajo. Unas miran para acá, otras para allá. Unas están más abiertas, otras más cerradas. Unas son más rojas, otras son más azules… pero por muchas diferencias que haya, siguen siendo lilas, que pertenecen al mismo ramito, que pertenecen a la misma rama, que pertenecen al mismo árbol, del mismo jardín que los otros lilos.

Creo que esta pequeña florecilla lo tiene difícil.

Lo siento, chata. La vida es así.

Saludos, pandilla del ramillete, de la rama, del árbol, del jardín.c

Yesterday, I forgot to mention lilacs, another springtime classic.

I’m pretty sure that little lilac flower, the one on the lower left corner, is trying to escape the bunch, but the rest won’t let her. They grab her tightly with their petal-fists and they won’t release her. She wants to be different, not one more of the bunch, or the tree, but things are tough. How to differenciate onself from your bunch? Or your tree? Or the whole garden? Yes, they do have different points of view, some are higher, some live lower. Some are looking here, some are looking over there. Some are more open, some other aren’t. Some of them are redder, some are bluer… But, as many differences there are, they’re stil lilacs. Lilacs that belong to the same bunch, which belong to the same branch, which belong to the same tree, and the same garden as the other lilac trees. Or bushes.

Life’s gonna be hard for you, little flower.

Sorry, lady. That’s life.

Cheers, people from my bunch, my branch, my tree, and my garden.
c

55/365

02. ABpRIL, El tiempo / The weather, Filosofando / Philosophy-ing, flora, Mi vida / My life, Naturaleza / Nature

55_365

Ya han llegado. Ya están aquí. Esta vez no son los alienígenas, aunque tienen un poco cara de ello. Son las amapolas. Las flores privaverales por excelencia (junto con las margaritas y los dientes de león y ésas otras amarillitas que salen por los campos y no tengo nidea de cómo se denominan).

Pues ya han llegado. Lo cual significa que se acerca mi cumpleaños, como  ya dije en alguna otra entrada de este weB-log. Antes se acercaban incluso más, casi coincidiendo con el día mismo. Y, cuando las veíamos de camino al colegio, por la carretera de El Plantío, mi madre siempre me recordaba que estas flores encarnadas ya habían nacido y que tenía que prepararme para mi cumple. ¡Bieeeeeeeen!

Qué ilusión hacía lo de los cumpleaños cuando uno era renacuajo, ¿eh? Que si llevar sugus al cole (que no te dejaban repartir hasta antes del recreo o antes de irnos a casa… pfff), que si hacer las invitaciones, que si a quién invito, que si tengo que invitar a toda la clase porque qué feo no hacerlo, que si (¡ay dios mío!) ya son las 17 y aún no ha llegado nadie a mi fiesta (the horror, the horror!)… La dura vida del niño humano. Los cumpleaños, qué evento tan estresante.

Luego te haces mayor y cada vez hace menos gracia lo de cumplir y cumplir, y te das cuenta de que eso que siempre decían tus padres de “qué rápido se pasan los años” es la pura verdad. Si es que los padres dicen verdades como puños de titanes, pero uno, de pequeño, pasa totalmente, hay otras cosas más importantes en las que pensar que en que si pongo esta postura absurda y retorcida, cuando pasen mil años voy a tener una chufa de espalda que no veas. Eso da igual. Minucias. Ahora entiendo todo lo que me decían, lo listos que son y que, lo que dicen, lo dicen por experiencia (y por el dolor de ojos y cerebro y espalda que causa ver tales posturas de contorsionista sin apoyo alguno). Gracias por avisarme, Jefes, os hiciera el caso que os hiciera, al tener neuronas de niña. Supongo que, incluso ahora, no siempre hago caso. Si no no me pasaría la vida sentada en un sofá con un portátil sobre las piernas….

Aunque hace poco vi un curso de “posiciones potables para trabajadores fotográficos” y decían que la postura que suelo tener (la de las piernas cruzadas… la del Loto) es de las mejores posiciones para la espalda. No tanto para la circulación.

¿Pero qué es eso de la espalda y la circulación? Si sólo voy a cumplir taitantos. Aún soy una niña.

Espero que hayan pasado un día tan bonito como ha sido éste. Y feliz cumpleaños a todos.
Saludos, pandilla,
c

They have arrived. They’re here. And this time it’s not the aliens, although they look a bit alike. It’s the poppies. The quintessential Spring flower (along with daisies, dandelions and those other yellow ones that come up on fields and that I have no idea what their name is).

So they came, which means that my birthday is getting closer, as I said on some other entry of this weB-log. They used to get even closer to that date, even coinciding with the day itself. And, when we saw them during our journey to school, my mom always reminded me that those blood-red flowers were here and I had to prepare for my day, my cumple.

Ah, we were so excited about our birthdays when we were little brats, huh? We brought candy to school (thet we couldn’t share until right before recess or before leaving… pff), we made the invitations, we considered who to invite, but I have to invite the whole class because it’d be rude not to, (OMG!) it’s 5pm already and nobody has showed yet! (the horror, the horror!)… The hard life of a human child. Birthdays, such a stressful event.

And then you grow older and your bday is no fun thing, and you realize that, that thing your parents always said “years go by so fast”, it’s the absolute truth. Parents always say titanic truths. However, when you’re young, you just don’t care at all, there are other important things to think about besides what happens to my back a thousand ages from now if I remain on this absurd and twisted posture. That’s nonsense. Mere trifle. Now I understand what they used to tell me, how smart they are and that, when they say something, they say it from experience (and because of the eye pain and head pain and back pain produced by seeing those contortionist positions with no support at all). Thanks for warning me, whatever my reaction to those comments was, since I had the neurons of a girl-child. I suppose that, even now, I still don’t listen sometimes. Otherwise, I wouldn’t spend my life sitting on a sofa with a laptop on my lap.

Not log ago, I watched a course on “good positions for photoworkers” and they said that the posture I use to have (the lotus) is one of the best positions for your back. Not so much for blood circulation, though.

But what’s the back? What’s “circulation”? I’m just turning -tysomthing. I’m just a kid.

Hope you’ve had a day as lovely as this day has been. And happy birthdaycumple everyone.
Cheers, people,
c

49/365

02. ABpRIL, El tiempo / The weather, flora, Macro

49_365

La primavera… la sangre altera. La astenia primaveral. La lluvia. Las nubes. El sol. La lluvia. El sol. El calor. El calor tremebundo más bien veraniego.
Últimamente he tenido una conversación bastante parecida con tres personas: mi madre, D y T. D vive en un lugar donde ahora puede lucir el sol, pero hace viento y fresco y las lloviznas primaverales están a la orden del día. T ahora mismo está en Irlanda, que pasa tres cuartos de lo mismo. Mi madre decía que en Irlanda llueve mucho y que ñeh.

Yo recuerdo estar más feliz que una perdiz cuando fui a Irlanda. Que si llueve y hace calor y ponte la chupa. Que si llueve y hace frío y métete en medio la sudadera. Que si hace fresquillo pero no llueve y déjate la sudadera. Que si hace un calor de morir y ni llueve ni hace viento y quédate en manga corta. Era todo un ritual. Hay que ir cual cebolla, literalmente. Y yo siempre lo he sido, así que no tuve ningún problema. Además, siempre llevo un bolso que se traga todo lo que le meto… chupa de cuero incluida.

Lo mejor que tenían todos estos cambios eran los colores que producían. Nunca he visto un verde tan verde o un azul tan azul (y luego dicen del cielo de Madrí) ni un nada tan nada. Casi fluorescentes. A conjunto con los culos de las ovejas de la campiña irlandesa, que estaban punteados con esprays verdes, rojos o azules, según de quién fueran, o algo. ¿La edad? ¿El sexo? Niño, niña y… ¿hermafrodita?

Hablando de ovejas, ahora mismo estaban pasando por aquí al lado. Ésta es zona de ovejas. O de paso de ovejas. Y estaban todas que si beeeee, que si baaaaa, que si meeeeeh… (qué pesadas) porque yo creo que unas son de aquí y otras son de allá. En los cruces está el futuro. Yo lo sé.

En fin. La foto de hoy son las hortensias de mi madre. Está muy orgullosa de ellas, ¿verdad, Madre? Tiene moradas, azules y rosas. Yo me he convertido en el Manitú que ya saben los de Logroño que soy (o somos, o solíamos ser S y una servidora) y he hecho que lloviera sobre las hortensias. Fiu fiu fiu. ¡Agua va! Todo para representar mi amor por los días estilo irlandés o escocés o gallego o cántabro, que nosotros también tenemos de eso. Por eso Galicia y Cantabria y el norte en general es la mejor parte de Hispania. Y quien diga que no, no sabe lo que dice.

Sol, nubes, lluvia, calor, fresco, chirimiri, calor, frío, viento, lluvia horizontal, niebla, nubes, el diluvio universal, sol, arcoiris, calor, frío.
Acabo de caer que San Francisco también es así. Algo tenían que tener en común todos mis sitios favoritos del mundo.

Por otro lado, por alguna razón, siempre me he sentido muy orgullosa de nacer en esta época del año y, especialmente, en Abril (sí, con mayúscula). Algunos dicen que Abril es el mes más cruel y puede que lo sea, pero también es el más bonito. Llega el calorcillo, sigue lloviendo, los pajaros cantan, las nubes se levantan y vuelven a bajar, sale el sol, las ranas empiezan a croar, los pájaros no me dejan en paz por la noche (frikis que son, cantando por la noche… o… bueno… españoles, ejem)… y salen las amapolas. Consideradas *MI*flor para mí por mi señora madre, que dice siempre que salen por mi cumple.

En fin, saludos, pandilla. Ya me he extendido suficiente y tengo que seguir currando, ahora que la cabeza me deja un poco.
c

Spring… heats the blood (that’s a Spanish saying). Spring fatigue. Rain. Clouds. Sun. Rain. Sun. Heat. Summerlike heat.
Lately, I’ve had almost the same conversation with three people: my Mom, D and T. D lives in a place where the sun might shine now, but the wind blows and it’s chilly and spring showers are the order of the day. T, right now, is in Ireland, where I guess the weather is almost the same. And my mom, the other day, said that Ireland is too rainy and meh.

I remember being as happy as a clam when I was in Ireland. It rains and its warm and put the jacket on. It rains and it’s cold and also wear the sweatshirt. It’s chilly but it doesn’t rain and lose the jacket. It’s terribly hot and it’s neither rainy nor windy and just wear a short sleeve. It was a ritual. You have to be an onion (Spanish expression? You have to wear layers and layers), literally. I’ve always been one, so no problem for me. Besides, I always carry a bag that eats whatever I put inside it… including my leather jacket.

The best thing these weather changes had were the colours they brought. I’ve never seen a green so green or a blue bluer than that (and they say the sky in Madrid is the bluest of them all). They were almost fluorescent. Matching the butts of the sheep of the Irish countryside… they were sprayed with big red, blue or green dots… depending on their owner or… something. Their age? The sex? Boy, girl or… hermaphrodite?

Talking about sheep… they were passing by my home right now. This are sheep lands. They were all like…. baaaaaaa, meeeeehbeeeeee (that’s what they do in Spain, Beee). (So annoying.) I know some of them are from here, some are from there. Crossbreeding is the future. I can tell.

Anyway. Today’s pic are my mom’s Hydrangeas (Wordreference says they’re also called Mop Heads). She’s very proud of them, right, Mother? She’s got some purple ones, blue ones and pink ones. I’ve turned into the Manitou they all know I am in Logroño (or that we are, or we were, me and S) and I made it rain over the Hydrangeas. Phew Phew Phew. There goes the rain! All this because of my love for the Irish, Scottish, Galician or Cantabrian (we do have that kind of weather here in Spain, as well) style days. That’s why Galicia and Cantabria and the North of Spain, in general, is the best part of Hispania. And whoever says it’s not, doesn’t know what they’re talking about.

Sun, clouds, rain, heat, chill, drizzle, hear, cold, wind, horizontal rain, fog, mist, clouds, the Flood, sun, rainbows, heat, cold.
I just realised that San Francisco is also like that. I guess all my favourite places in the whole world had to have some things in common.

On the other hand, for some reason, I’ve always felt very proud of being born in this time of the year and, especially, in April. Some say that April is the cruellest month, and it might be, but it’s also the most beautiful. It gets warmer, it keeps raining, the birds sing, the clouds go up and down, the sun shines, frogs start croaking, birds won’t let me sleep at night (they’re so weird, singing at night… or… well… maybe they’re just Spaniards, hm…) and poppies come up. Mom says those are *MY* flowers, since they usually sprout around my birthday.

Anyway, cheers, people. This one is long enough and I have to keep on working, now that my head is behaving a little better.
c