Domingo dominguete.

comer, Geary, Mission

El tercer día, el domingo, nos fuimos en autobús hacia la calle Fillmore. Fue un día lleno de plazas-parque y de calle Fillmore abajo.

Nos bajamos allí pero antes nos encaminamos a dos plazas-parque. La primera fue Alta Plaza. Como su nombre indica, está muy muy alta, en lo alto de una colina muy alta. Tiene unas vistas tremendas, obviamente. Se ve una gran parte de la península. Chulísima. Subes por un lado en donde básicamente hay hierbajos y miras alrededor y hay unas vistas muy bonitas de casas, edificios y la ciudad en general. En lo alto del alto hay una hilera de árboles y al llegar allí, de repente te encuentras con las espectaculares vistas del otro lado: el mar con los barquitos de vela navegando en domingo. ¡Precioso! Y hacía una calor muy sofocante. Todo el mundo tomando el sol con sus toallas, sus netbooks, sus familias y sus picnics.

Luego, dando un rodeo por las calles del barrio de Pacific Heights, un barrio de gente con pasta y casas muy chulas (de donde creo que son mis adorados Two Gallants), fuimos hasta Lafayette Park, en donde había estado antes con Helena.
Para llegar a esta plaza, que está en un alto también, tuvimos que escalar una de las calles más empinadas que he subido en lo que llevo aquí (junto con Hyde por Marina y la calle Lombard para ir a ver la parte que hace eses, pero eso lo hicimos unos días más tarde… uff). No recuerdo el nombre de la calle ahora mismo, lo podría buscar, pero no me apetece, jeje. Subimos a la plaza por la parte boscosa. Había unos entes haciendo una especie de sesión de fotos raras (esto pasa muy a menudo por aquí, ya he visto varias en sitios de lo más variopintos y pintorescos). Y subimos y subimos por la sombra, hasta llegar al sol y a una loma abajo con césped lleeeeeeena de jóvenes tostándose con o sin (con poca, vaya) ropa.

Y volvimos a Fillmore. Fuimos bajando la calle, que está llenita de tiendas, cafés y restaurantes (lo malo es que es bastante cara la zona) y tiene mucha mucha vida. Ya sabéis además que aquí los domingos son como los sábados españoles, así que estaba todo hasta arriba. Seguimos hasta entrar en Japantown y fuimos a un restaurante japonés que nos habían recomendado Helena y Jose, llamado IROHA, que suena a nombre vasco, pero es japonés. Llegamos bastante tarde pero no hubo ningún problema, la gente seguía entrando y yéndose, pero nunca estuvo a rebosar. Chachi. Te invitan a té verde que te rellenan una y otra vez como si de un refresco se tratara. A la comida me invito Susana, ¡más maja! Estaba todo muy bueno.

Luego proseguimos en Japantown, yendo hacia la pagoda o lo que quiera que sea que tienen allí y entramos en sus centros comerciales, que tienen milloooooones de cosas chuuuulis de allá. Millones de cosas me habría comprado, de todos los tipos, pero al final sólo compré un monedero muy cuco con un pajarete que dice “FREE HUGS” por $4. Y eso que vi ochocientos millones de cosas de un muñeco precioso marrón que tengo en el Mozilla que dice DOMOOOOO. A Susana no le gusta. ¡BAH!

Salimos de los centros comerciales, vimos a un grupo de gentes japonesas uniformadas debajo de la pagoda cantando algún tipo de cántico, cruzamos Geary y seguimos bajando la calle Fillmore en dirección a Mission, pasando por la Saint John Coltrane Church. ¡Sí, gente, Coltrane aquí es Santo y tiene una iglesia! A ver si vamos a ver qué hacen algún día….  Pasamos por Alamo Square para ver las Painted Ladies (esta vez con sol, no como el primer día), que estaba llena también de gente de picnic tranquilamente; Cruzamos Haight Street, el Duboce Park que está muy cuco y seguimos y seguimos. Dimos una vuelta por Mission St y Valencia, por el Clarion Alley (el de los graffittis) y llegamos al Dolores Park… íbamos a tomarnos un helado pero había una cola TRE MEN DA (domingo + solana = todo SF en la calle, sobre todo en este parque) así que cruzamos al Dolores Park Café y nos pedimos unos Smoothies que estaban muy buenos y vitaminosos. Nos los tomamos en el parque sentadas pero empezó a hacer frío en cuanto bajó el sol (como siempre), así que nos replanteamos lo del helado (lo normal cuando empieza a hacer frío), porque la cola era ligeramente más corta. Un rato de cola y teníamos nuestros helados en tarrina de dos sabores. El mío era de Chocolate con coco y Café? No recuerdo muy bien, pero los helados de ese sitio están muy buenos.

Y poco más. Salimos de allí, nos fuimos comiéndonos los helados hasta Castro por la 18 y cogimos el 33 hasta casita.
¡Chimpún!

_____________________________________________________________________

Hoy me está doliendo mucho la cabeza. Me duele toda. Me duele toda a lo bestia a veces. Y me duele el lado izquierdo más aún, doliéndome la cara en sí misma. Bastante molesto es. Agh.
Hemos comido restos del guiso de carne de ayer y Hele se ha hecho un arroz a la cubana con restos de arroz también.
He estado en coma provocado por el dolor de cabeza, así que he visto alguna serie más, he estado escribiendo esto a ratos, he merendado yogur de vainilla al que he echado unas mini-cookies de coco con pepitas de chocolate (ñam) y mientras nos hemos puesto el DVD de Helena de Grease. Jijiji. ¡Sí! He visto Grease otra vez. Jejeje. Y las escenas cambiadas o eliminadas, que no nos han aportado mucho, la verdad.
Después ha sido gracioso porque hemos andado desvariando vía Facebook al respecto de la peli. Con el “hemos” me refiero a Helena, Jose y yo. Desvariábamos a la vez en casa y por ahí, jejeje… unas risotadas que nos hemos echado. Jijiji.
Y ya. Luego un rato de palique y ahora es la 1:30am y estoy acabando de escribir esto. Aún me queda meter las fotos, eso sí… Y a ver si mañana me despierto sin el dolor de cabeza, porque estoy que no estoy.

En fin, ya me despido.
¡Muchos besos, familias de todos tipos!
c

Anuncios
turismo

¡Holas!
Dejo aquí alguna fotillo del otro día de camino al Golden Gate.
Ahora estoy cansadísima y tenemos que levantarnos a las 5 o así para ir mañana a Yosemite.
Hoy esuvimos desayunando unas minitortitas tremendísimas, en Alcatraz, comiendo en Chinatown y dando una vuelta por North Beach. Qué de cuestas, madre mía.

Ayer… fuimos al Golden Gate Park al Japanese Tea Garden, que es precioso, y a la Academy of Sciences, que está bastante chulo. Luego comimos en el Mels y nos vinimos a casa, que tenía que poner lavadorasecadoras y descansamos.

Antesdeayer… fuimos a Fillmore, Pacific Heights, comimos en Japantown y dimos unas vueltas por allí y sus centros comerciales con tiendas japonesísimas, seguimos Fillmore hasta Alamo Square con las Painted Ladies… seguimos más Fillmore hasta Mission, dimos una vuelta por Mission, fuimos al parque Dolores, comimos un rico helado después de hacer una cola bastante larga pero menos de lo que era un rato antes, llegamos al Castro y cogimos el bus de vuelta. Largo día ese también.

Antesdeantesdeayer… fuimos al monte Sutro, pasamos por la Cliff House de bajada a Ocean Beach, nos mojamos los pieses en el agua, que corta…. nos mojamos los pantalones con una ola más grande de lo que esperábamos, nos metimos en el Golden Gate Park y vimos el molino holandés que tienen (que en realidad se ve desde toda la playa y tal), vimos los campos de fútbol (soccer aquí), a los búfalos o bisontes o lo que sean, un topo asomando la cabeza por su topera y comiendo yerbajos, laguitos en donde por fin encontramos un puesto de perritos, pretzels y demás y comimos y descansamos un poco… y seguimos andándonos el parque hasta la salida más cercana a casa, que es la de los museos.

Antesdeantesdeantesdeayer… fuimos al centro, nos bajamos en Union Square, bajamos a Market, nos la recorrimos entera hasta el Ferry Building, entramos en el building, anduvimos todos los piers desde el F.Building (que es el 0), parando en el 7 y el 39. Comimos en el 39 en un sitio “italiano” donde cuando nosotras comíamos, los demás cenaban… seguimos andando hacia el Golden Gate pasando por Fisherman’s Wharf, Fort Mason, Marina, la playa, Crissy Fields y bordeando el Park Presidio hasta llegar a los pieses del puente, donde hicimos (o intentamos hacer) unas fotos con larga exposición, pero había demasiada luz aún.

Ahora debería ducharme, porque mejor ahora que a las 5 de la mañana, pero estoy taaaan cansadaaaaa! En fin, a ver qué decido.
Ahí os dejo las fotos del puentecito.

¡Muchos besos, gentes!
c

La ciudad que miraba a las Damas Pintadas.

edificios, paseo, turismo

Ayer, mi primer día en San Francisco, fui a visitar a las Damas Pintadas. En realidad pretendía llegar hasta la calle Market y andármela entera, hasta llegar al Ferry Buiding, para ver la Bahía, y luego seguir hasta el Pier39, para ver a los leones marinos que habitan y bufan allí, pero me pareció un camino desmesuradamente largo para el cansancio que tenía y el agua que caía en esos momentos, así que tiré a andar, moviendo una pata tras otra (todo después de decidir que era mejor no irme de tiendas el primer día sino darme un paseo por el barrio, la zona, la ciudad, la bay area), hasta que pensé que podía ir a visitar a las casas pintadas. Total que anduve y anduve por la calle Geary, calle harto larga y variada (a ratos con vida, a ratos sin ella) que une el Pacífico con la Bahía y pasa por la miniChinaTown en la que vivimos y casi por la ChinaTown original, allá por donde “viví” la primera vez que vine hasta decidir tirar para el Este e ir a la Alamo Square, hogar de las Damas.

Lo “bueno” de esta plaza es que hay que subir y subir loma arriba por unas cuantas de las aceras más empinadas que he visto por aquí, viendo algunas de las casas máááás chulas y góticovictorianas y ornamentadas ,de la ciudad  para luego ir bajando por una plaza con caminitos (y unos baños en el medio, como no, adornados a su entrada con pares de sandalias muy chic, y  otras más de gente travestida) y llena de jóvenes que salen bajo la lluvia -sin paraguas ni capucha- a pasear a sus educados canes y encontrarse uno con una de las vistas más famosas de la ciudad… las Painted Ladies con toooda el skyline típico de la ciudad de fondo (donde digo ciudad entiéndanse el centro de la ciudad y el centro financiero) y sus rascacielos -como buena ciudad americana-, siendo la Transamerica Pyramid el más famoso de ellos y más llamativo, claro, sobre todo por haber sobrevivido al Gran Incendio y Terremoto de 1906 (esto dicho por un ser que se estudió mal la lección para los televidentes de Callejeros Viajeros de Cuatro -obviamente es mentira podrida).

En fin, que la plaza tiene una vista tremenda, tanto por lo bonito de las casas y del parque y su perrunos, como por lo bonito de la vista (aunque yo, personalmente, sigo quedándome con el parque de Dolores, que es una de las cosas más chulas y maravillosas que he visto nunca, y tengo que ir ya de ya, o volveré a moderme las uñas)

Dejo aquí la foto indecente que hice con el móvil de las señoras coloreadas, porque cayendo la que caía, y teniendo que sujetar mi paraguas, era complicado intentar sacar la cámara y bueno, que no me apetecía, la verdad.

Full House!

Alamo Square, las Painted Ladies y downtown & Financial SF

Y nada, después de la visita, de vuelta a la casa, por otro camino, para conocer la zona.

Gracias a GoogleMaps he podido calcular la longitud de mi viaje: 5.2millas = 8,5km. No está mal para estar de cansancio total de jet lag, no haber dormido mucho y no haber comido, ¿no?

Tras esto, sólo me quedaba cenar a las 6:30pm (que aquí no se dice 18:30, eh) unos macarrones con pimiento amarillo rehogado, y caer muerta encima de la mesa mientras veía el último episodio de la gran serie Fringe (¡porque ya estoy en el área correcta para poder ver episodios de series sin ser ilegal! ¡Wah!)

Y a dormir de 8 (20:00) a casi 11 (11:00) mucho mejor que la primera velada noctura, ¡sin comparación!

Bueno, seguiremos informando.

¡Unos besos, gente!
c