98/365

05. JULyIO, Desvariando, fauna, Fotografía / Photography, Macro, Naturaleza / Nature, Retrato / Portrait

98_365b2

Una de las polillas mutantes que nos han invadido. Aquí no es que haya sido una invasióninvasión, pero grandes son, ciertamente. Ésta tenía sus 5 centímetros de largo o así.

En fin, después de dos entradas retrasadas, poco tengo que decir, sobre todo porque hoy ha sido relax total. El día de descanso tras un duro trabajo. Jeje. Así que, qué mejor cosica que poner y compartir, celebrando mi dicha, que una superpolilla. Nada. Obvio.

Estaba ahí, posando. Me avisó el Jefe, así que tenía que hacerle una sesión. No se inmutó ni movió un pelo. Ni la única antena que tiene. No sé ánde habrá ido a parar la otra. Algún bicho bestia se la habrá arrancado. Qué dura vida la de las polillas, madre de los dioses. A lo  mejor, por eso tienen pinchos en las patas. Sí, sí, fijáos bien. Pinchos en las patas. Son las rosas de los insectos. Bonitas a la par que pinchudas. Un poco grimosas y un poco más peludas, eso sí. Pero mira qué color rosado-púrpura más cuco tienen en las alas. Son bonitas. Qué digo bonitas, ¡preciosas!

Bueno, ahí os dejo, con polilla panzarriba (o panzaventana).
Espero que estén teniendo un buen lunes de semana. Un pelo menos caluroso está siendo. Olé. Óle. O´lé. Cómo el café.
Por cierto, ¿qué diferencia hay entre un Café Olé y un Café Latté? A mí que me lo expliquen, pero en los garitos de SF tenían de los dos. Uno es de cafetera cutre y el otro de café exprés?

Hale, saludos, pandi,
c

Anuncios

97/365

05. JULyIO, El tiempo / The weather, Familia y amigos / Family & Friends, Menú, Mi vida / My life, Retrato / Portrait

97_365

El día del comercio. 50 añazos de casados de Los Jefes. Wah. Un porrón. Una bestialidad. Una infinitud. Yo llevo treinta y cuatro años y pico aguantándome a mí misma y ya me parece una paliza, como para llegar a los 50. Pensándolo bien, sólo me quedan dieciséis para llegar a esa edad. Ay, por los dioses, sólo 16 para los 50. Ay. Ay.

En fin, paro porque me deprimo.

Los de la foto somos mi familia y una servidora, obviamente. Los Jefes, la tía, los hermanos con mis hermanas-in-law y sus churumbeles varios, mi hermana y yo. Guapísimos todos, ea, y que alguien se atreva a decirme lo contrario.
Tenía que haber hecho una foto con el resto de familia que vino, mis tíos y primos madrileños, pero hacía una calor a esas horas que como para salir fuera a la sesión fotográfica. Si con éstos de la estampa tardé mis 5 minutos en hacer unas cuantas fotos y no paraban de quejarse (como siempre, todo hay que decirlo, qué malo hacer fotos a la familia, 😛 ), como para haber salido con los casi 40º a los que debimos llegar ayer. The horror, the horror. Que se acabe este calor insoportable, porrrrrfaaaavooooooor. La verdad es que, aunque fueran 5 o 10 minutos de pose, lo dimos todo. Y no se nos nota nada el chorreo sudoroso. Jajajaja.

Y eso, zampamos mucho (aunque, por mucho que se empeñen, fue mucho menos que en Nochebuena), yo estaba muerta después de haber dormido 5 horas y bebí demasiado. Conclusión, resaca tempranera. Antes aparecían al día siguiente, ¿no? Pues ahora aparecen a los pocos minutos de finiquitar el último bebercio.

Por cierto, mi padre está preocupado por mis comentarios acerca del alcohol y mi familia. Que os quede claro que bebemos lo normal de la gente normal que sabe beber y le gusta beber pero no hasta el punto de emborracharnos como cubas y bebernos el agua de los floreros (que, estos días, sería mucho, porque hay cinco floreros con flores frescas esperando a morir achicharradas, por mucho aire aconcionado que haya). Y eso. Una cosa es que te guste el whisky y otra que te metas 7 vasos todos los días. Igual que una cosa es que te guste el chocolate y otra que te comas 7 tabletas diarias. ¿No? Pues eso. Fé de rátas.

50 años. Cincuenta años. Y 42 (casi) aguantando hijos. 7 y pico aguantando nietos. Y otros tantos aguantándose a sí mismos. Jejejeje. Pero bueno, lo pasemos bien y gracias a los 50 años estos, yo tengo 34 y  mis hermanos tienen los suyos.

Celebren sus aniversarios por todo lo alto, que sólo hay uno por año. O busquen nuevos aniversarios, para festejar más con los queridos seres.
Saludos, de nuevo,
c

Translation later on, have so much to blog about today!

90/365

04. JUNeIO, Animales / Animals, Fotografía / Photography, Macro, Mi vida / My life, Naturaleza / Nature, Retrato / Portrait

90_365b

Queridos vampiros en miniatura:

Os agradecería enormemente que este año acribillárais a picotazos a otra persona. Sí, le deseo el mal a otra persona desconocida, pero es que lleváis 33 veranos dejándome cual colador, chupasangres. Yo sé que mi sangre está buenísima, porque la cuido bien con muchas comidas que se deben y no se deben comer, pero, por favor, dejadme descansar un verano. Sólo uno. Porfi. Por ahora, ya me habéis aguijoneado tres veces (que yo sepa, porque me entero de los picotonazos al segundo día, que es cuando se ponen estilo MonteFuji y entran en erupción cual volcán activo -y pica de morir), todas en el mismo brazo. Pues eso, como el paréntesis explica, pica, pica, pica.

Todas las noches me echo colonia de Mercadona, a ver si me dejáis en paz, pero, o me habéis picado previa-colonia, mientras currelaba con el portátil (que os encanta por eso de la luuuz, la luuuuz), o ahora sois inmunes al alcohol barato. ¿Tanto garrafón a lo largo de los años os ha inmunizado? ¿Sois una nueva versión mejorada de vosotros mismos? ¿Este año también van a venir los mosquitos mutantes de tierras extrañas? ¿Por qué os gusta zumbarnos en los oidos antes de picarnos o entre un picoteo y otro? ¿Acaso queréis atemorizarnos? ¿La sangre de pobre humano atemorizado sabe más dulce? ¿Los zumbidos son vuestras risas al saber que no podemos escondernos en ningún sitio porque vendréis volando tras nosotros y, si estamos durmiendo, os meteréis debajo de la sábana (que da un calor mortal en verano, pero es la única protección que se me ocurre, aparte de la colonia barata de litro) para picarnos sin ton ni son, a conciencia, como si no hubiera un mañana, siguiéndonos las venas más jugosas por todo el cuerpo, desde los pies hasta la cabeza? (Ya podéis respirar.)

Queridos mosquitos, por favor, dejadme tranquila. Les trataré con más respeto: Déjenme tranquila. Por favor. Un año. Un verano. Se lo agradecería muchísimísimo. Les prometo bloguear con amor sobre ustedes en otoño, cuando ya no haya peligro.

Se despide, con cariño (espero),
c

PD. Por favor, resto de insectos, arácnidos y demás bichitos… No se tomen la petición a los mosquitos como un “se abre la veda” para los demás. Donde dije “mosquitos, déjenme en paz” quise decir “bichitos, déjenme en paz”. Prometo no matarlos si no me amenazan. De hecho, pocas veces los mato. Así me va.
PD2. Sí, ya sé que lo de la foto es una araña, pero son más bonitas y se están más quietecitas en la sesión de retrato.

Dear miniature vampires,

I’d be so grateful to you if you’d’t bite someone else up this year. Yes, I’m wishing bad things happen to some random being, but you’ve been making my skin look like a strainer for 33 summers, bloodsuckers. I know my blood is yummy, cos I take care of it eating foods you’re supossed to have and not to have but, please, let me rest for one summer. Just one. Pretty please. For now, you’ve already stung me three times (that I know of, because I learn you’ve bite me on the second day, which is when the bites turn into a mini Mount Fuji and they start erupting like an active volcano -and it itches like hell), all in the same arm. So, yeah, the parenthesis said it: itchy, itchy, itchy.

Every night, I splash some cheap cologne on myself and my sheets so you leave me alone, but, either you’ve bit me pre-cologning myself, while I was working with my laptop (which you love so much, the liiight, the liiight) or now you’re imnmune to cheap alcohol. Has so muchblood from the bottom of the barrel made you immune? Are you a new and better version of yourselves? Are those foreing mutant mosquitoes coming this year? Why do you like so much to buzz in our ears before biting us or between bites? Is it, perhaps, that you want to terrify us? Does poor-scared-human blood taste sweeter? Are those buzzzzes your laughters, knowing we can’t hide anywhere because you’ll come flying afer us and, if we’re sleeping, you’ll get under the sheets (which, in the summer, they just provide moooore heat, but are the only way of protecting myself against you I can come up with, beside the cheap alcohol) in order to bite us without rhyme nor reason, but conscientiously, as if there were no tomorrow, following our juicier veins, all across our bodies, from head to toes? (You can breathe now).

My dearest mosquitoes, pleeeease, leave me alone. I’ll treat you with more respect: Ladies and Gentlemen mosquitoes, please, for a year. Just one summer. I’d be sooo greatful. I promise I’ll blog about you, with love, in the fall, when there’s no danger anymore.

Yours faithfully,
c

PS. For the rest of the insects of the world, spiders and every bug: Don’t take my petition to Mosquitoes as a “biting season starts for the rest of us”, please. Where I said “mosquitoes, leave me alone” I meant to say “bugs everywhere, leave me alone”. I promise not to kill you if you don’t threaten me. In fact, I don’t usually kill any of you. Maybe that’s my problem.
PS2: Yes, I know the bug on the photo is a spider, but they’re  prettier and they stay still during the portrait photo session.

85/365

04. JUNeIO, Desvariando, Familia y amigos / Family & Friends, Filosofando / Philosophy-ing, Retrato / Portrait

85_365

Esta chica en breve cumple un añazo. UN AÑAZO. Uah, cómo pasa el tiempo, pandilla. Hace nada que nació y que sacaba la lengua cual lagarterana y ahora ya lo quiere coger todo y casi anda. Está casi en modo terremoto. En breve le tocará al otro enano, más enano. Madre, uno no se da cuenta de lo viejo que es realmente hasta que ve cómo crecen otros seres más pequeños.

De repente andan. De repente empiezan a decir cosas. ¡De repente hablan! ¿Pero cómo aprenden a hablar? Me resulta asombroso a la par que fascinante, de verdad…. Cómo van pillando esto del lenguaje. Habría que ponerles cassettes en varios idiomas, para que los aprendieran todos nativamente a la vez. Serían prodigios. Pero bueno, pobrecillos, tampoco es cuestión de converirlos en genios locos dejados de lado. Mejor ser normal y … ser normal…. Si es que eso de la normalidad existe, que no lo tengo muy claro, claro. Clarete. ¡Vino! El vino me da dolor de cabeza, pero a veces me lo tomo. No debería, lo sé. Me he pasado al blanco, porque tiene menos taninos de esos, que son la cosa mala que me trastoca las neuronas. O las circulaciones de la parte superior del cuerpo. O las hormonas que sean. En fin, si no lo saben los médicos, como pa saberlo yo.

Y eso. Ésta ya gatea como una loca. ¿Los gatos gatean? Hm. Bueno, eso, se desliz a cuatro patas por la casa. Nos está dejando el suelo brillante brillante, oye. Debería cobrar. El otro día venía con leotardos blancos y la verdad es que era como hacer la prueba del algodón. Los leotardos tampoco engañan, señores. Pongan a sus hijos pequeños, sobrinos, nietos, sobrinosnietos… entes pequeños, en general, a gatear por la casa cuando no la queiran limpiar. Sólo es un consejo, ¿eh?

Bueno, propicios fines de fines de semana. Buena salida y entrada.
c

This girl is almost one year old. ONE YEAR OLD! Wah, time goes by so fast, people. She was just born, sticking out her tongue like a lizard, and now she just wants to grab everything and is almost walking. She’s in earthquake mode. And then it’s the littlest one’s turn. Motherofthegods, you don’t realise how old you are until you see how fast these little ones grow.

Suddenly, they walk. All of a sudden, they start babbling stuff. Suddenly they talk! How do they learn to talk? It both amazes and fascinates me, really…  How they start getting this language thingy. We should play them cassettes in different languages so they could learn them natively at the same time. They’d be prodigies. But, well, poor things, we don’t wanna make ‘em ousider crazy geniuses. Being normal and being… normal is better… if that “being normal” thing actually exist. Course. And then I thought of wine, because “of course” is “claro” in Spanish and there’s a wine called “clarete“. So. Clarete. Wine! Wine alwas brings me a great present: headaches; but I sometimes have a little. I shouldn’t, I know. But I’ve transferred to white wine, which have les tannins, which are the bad guys that ruin my neurons. Or my top-body-parts blood circulation. Or whatever hormones. Anyway, if doct0rs still don’t know, of course I don’t know either.

So, yeah. And she crawls like crazy. Do cats crawl? Hm. Anyhow, yeah, she glides on all fours around the house. Our floor is now supershiny. She should be paid. The other day, she was wearing white leotards and it was like doing a cleaning test with a cotton ball. White leotards don’t cheat, people. Put your little kids, nephews and nieces and grandchildren to work…. let them crawl around the whole house whenever you don’t feel like cleaning. Just sayin’.

Well, have a lovely end of the weekend.
c

83/365

04. JUNeIO, Retrato / Portrait, Salir / Going out, Street Photography

83_365b

Bueno, lo primero… Ya sabéis que no pensaba yo poner fotos de gente conocida en el blog, porque no sé yo si os molestaría o no salir aquí. Por eso, os digo a los damnificados que, si os parece fatal que haya usado vuestras jetas (un tanto borrosas y coloreadas y superpuestas unas encima de otras), me lo digáis y os retiro sin problemas.

El caso es que ayer, que llevaba mi camaríca encima, no la saqué. En vez de eso, utilicé la de S, con su objetivo 50 mm nuevecito, recién salido de sus cajas. Regalazo, ¿eh? En su día me lo regalaron a mí, versión Canon, claro. Éste es Nikon. Nikkor, digo. Superrápido, superluminoso. Más que el mío. Pero creo que la cámara también lo es.

En fin, después de líos y líos acerca del regalo objetivo, al final llegó, tarde, pero llegó. Esperemos que tengáis una buena vida juntos. Os merecéis el uno al otro, más majos. ¡Disfrutad de vuestra compañía y cread fotos preciooooosas! 🙂

Y eso. Esto son 3 fotos superpuestas a las que luego he dado un poco más de color para colorearlas (porque son días de color estos, veraniegos y calurosos) y taparos las caras un pelo.

¿Por qué en invierno vamos todos de negro y colores oscuros y en veramos sacamos toda la ropa de color? ¿No tendría sentido sacarnos los colores cuando todo está gris, para alegrarnos las jornadas y las vidas? Es algo que jamás he entendido. Aunque bueno, eso lo digo yo, que he retornado a mi negro casi perpetuo. Pero eso es por otras cosas. En otros casos (y en otros tiempos) usaba (y usaré, espero) colores en la ropa.  Por ahora, los colores los reservo a los accesorios. Algo es algo.

Hale, a colorearse la vida y disfrutar de sus regalos, de las cañas, las conversaciones y los buenos amigos, gente.
Saludillos y buen findesemana.
c
Pd. Este es el blog de ayer. Que llegué muerta y no pude ponerlo.

First things first… You know I didn’t want to use photos of people I know on this blog, because I don’t really know how you’d take your faces being on here. So, victims of my blog, please let me know if you don’t like me showing your faces (a lil bit blurry and coloured and overlapping one another’s)… I’ll delete the pic. Promise!

The thing is that, yesterday, I brought my little camera with me, but didn’t take it out. Instead, I used S’s, with her brand new 50 mm lens on, right out of the boxes. Quite a gift, huh? I was given a 50 mm once, the Canon version, ‘course. This is a Nikon, I mean Nikkor one. Superfast, superbright. More than mine! But I think the camera is faster, too.

Anyway, after all the mess and chaos about buying the lens, it arrived, late, but it did. I hope you have a great live, together. You deserve each other (in the good sense), so niiice. Enjoy each other’s company and make goooorrgeous pictures! 🙂

And, yeah. This pic is made using 3 shots. Then I added some more colour because these are colourful days, summery and hot (and also to cover your faces a bit).

Why do we wear black or dark clothes in Winter but we take all our colourful clothes in the Summer? Wouldn’t it make sens to wear colours when the days are grey, so that we get some cheerfulness out of them? Never understood that. But, look who’s talking, me, who’s gone back to her almost perpetual black. But that’s for other reasons. I’ve not always been this way. For now, I use coloured accesories. It’s better than nothing, right?

So there you go, colour your lives, enjoy your presents, beers, and good friends and conversations, people.
Cheers and have a good weekend,
c

Ps. This is yesterday’s blog. I came home very tired yesterday and couldn’t make it.

76/365

04. JUNeIO, flora, Fotografía / Photography, Macro, Madrid, Mi vida / My life, Paisajes / Landscapes, Retrato / Portrait, Series / TV shows, Street Photography, Viajes / Travel

76_365

Éstas son mis tarjetas nuevas. De Moo (www.moo.com). Moojetas. Calles, paisajes movidos, bebés, hojitas, gente por la calle, árboles, macros abstractos, exposiciones rusas múltiples, flores, bodas y mi nombre. Mi nombre es importante. Hasta viene el correo electrónico, el teléfono y tal. Pensaba borrarlos (de la foto), pero luego he pensado (de nuevo), “pa qué, si lo que quieres es que te contacten, toli”.

Éstas son mis nuevas tarjetas. Coloridas y oscuras. Movidas y de cerca y de lejos. De gente o de cosas. Son preciosas, brillan cual foto en brillo. Hay 50 y cada una es distinta de las demás. Porque elegir una se me hace muy difícil. Ya sabéis que a una le cuestan esas cosas. Sobre todo cuando una es extremista en cuanto a maneras de ser. Superfeliz, dolorida, triste, hiperactiva, pasiva total. Así que mis tarjetas son un buen resumen (o CV) de una. ¿No?

Tengo un lápiz magnético. Por ahora, se dedica a estar de pie. Es muy útil, siempre se le ve. Es como un rascacielos. Gracias a él me oriento en casa. Tengo una bolsa de foto nueva en la que me caben muchas cosas. Ya tengo todos los tamaños posibles. Porque nunca se sabe cuántos objetivos vas a querer llevarte. Tengo para uno/dos, para dos/tres, para todos. ¡Yupi! Tengo un filtro ND. Yupi yupi. Ahora sólo me falta un trípode. Jiasjiasjaisjais. Uno con zapata. Sin zapata ya tengo, pero no creo que soporte mi cámara nueva (nueva=última, no os creáis que también tengo una nueva) y mis objetivos pesados.

¿Y por qué no me atrapó a mí Juego de Tronos? Pues no sé, pero ahora estoy de lo más contenta con esa serie. Muy estupenda. Mucha intriga. Mucha señora desnuda. Señores no. Ahí se nota la igualdad en ese planeta paralelo basado en el nuestro pero distinto. Qué chusma son los malos, oye. Pero chusma chusma. Y se muere hasta el apuntador. Nunca sabes quién va a caer. Y, de repente, ¡zas!, en toda la garganta. Cortar cuellos ya no está tan de moda en estos tiempos, ¿verdad?
En fin, después de un tiempo largo en el que me la recomendaban a mí encarecidamente, os la recomiendo yo ahora a todos los que no la veis.

Saludos televisivos con tarjetas nuevas y lápices que se ponen de pie, pandilla.
c

PD. ¡Gracias por los regalos, chavales!

These are my new business cards. From Moo (www.moo.com). Moocards. Streets, blurry landscapes, babies, leaves, people on the street, trees, abstract macros, multiple Russian exposures, flowers, weddings and my name. My name is important. There’s even my email and phone number and all. I thought of erasing them (on this pic), but then I thought (again), “why, if you want people to contact you, stupid?”

These are my new cards. Colourful and dark. Blurry from up close and far away. Of people and things. They’re so gorgeous, shiny as a glossy print. There are 50 of them, and each one is different. Because choosing one is very hard for me. You know these kinda things are tough for me. Especially when one is an extremist, regarding behaviour and way of being. Superhappy, achey, sad, hyper, passive. So my cards are a great summary (or Resumé, or CV) of moi. Right?

I have a magnetic pencil. For not, it likes to be standing up. It’s so useful, you can always see it. It’s like a skyscraper. Thanks to my pen, I can get my bearings at home. I have a new photobag, where I can keep many things. Now I own every size possible. Because you never know how many lenses you’re gonna wanna bring. I have one for 1-2, another one for 2 or 3, and one for all of them. Yay! And I have an ND filter. Yay yay! Now I just need a tripod. Hahahaha. One with a shoe. I already have one with no shoe, but it probably break because of the weight of my camera and lenses.

And, why didn’t Game of Thrones hold my attention? Well, I don’t know, but now I’m so happy with that show. So wonderful. So intriguing. So many naked women. Not men. There’s the equality between men and women on that paralell universe based on ours but different. And the bad ones are scum. Scum scum. And everyone dies. You never know who’s gonna die. And, then, pow! right in the throat! Cutting throats is not in style anymore, right?
Anyway, after a quite long time of people recommending this show insistently to me, now I do the same. Go watch it!

Cheers with new cards, standing pencils and cool TV shows, people.
c

PS. Thanks for the gifts, dudes!

69/365

03. MAYo, Mi vida / My life, Retrato / Portrait, Viajes / Travel

69_365

Bueno, lo primero: T, espero que no te moleste que haya puesto esta foto. Si no te hace gracia, dímelo y la quito… pero es que, de este día, sólo tengo fotos tuyas en el Pizza Express.

¿Qué hicimos este día? ¿Estábamos muertas de Yaroslavl? Sé que fuimos por la tarde por el barrio ése chachi de los pijillos, con el charco de los cisnes y el parque con los libros de las fábulas y la casa-museo Art Decó… y luego fuimos al Pizza Express a cenar y empezamos con los cócteles. Cosmopolitan. Margarita. Piña colada. Mojito. Y tú los tuyos, claro.
Buena mezcla.

¿Hicimos algo más?

Como veréis, la escasez de fotos y el cansacio, me producen lagunas cerebrales. Pero bueno, a mí personalmente me gusta esta foto. Me gusta la gente que fuma bien. Fumar es un arte (y una desgracia).
En Moscú se nota cómo aún pueden fumar en casi cualquier lado, como antaño en España. Aunque creo que se les acaba la buena vida el día 1 de junio, que les vetan los rediles de fumado y les encarecen el tabaco un tropecientosmil porciento.

A dejar todos de fumar, ea.

Señora de la foto, te echo mucho de menos, que lo sepas. Fatal estar tan lejos, paya.
Unos besos (y saludillos a vosotros, pandilla),
c

First things first: T, I hope you don’t mind I used this photo today. If you don’t want me to share it here, tell me and I’ll take it out… but, the thing is that, from this day, I just have pictures of you at Pizza Express.

What did we do that day? Were we so dead from the Yaroslavl trip? I know we went, in the afternoon, to that cool neighbourhood where the posh people lived, with the pool of the swans and the park with the fable book statues and the Art Deco house-museum… and then we had dinner at Pizza Express and started with the cocktail session. Cosmopolitan. Margarita. Piña Colada. Mojito. And you had yours, ‘course.
Nice mix.

Did we do anything else?

As you can see, the lack of photos and the exhaustion make me have cerebral lagoon-lapses. But, anyway, I like this photo. I like people who smoke “good”. Smoking is an art (and a disgrace).
In Moscow, you can still smoke almost everywhere. However, that is going to end on the 1st of June, I think. No more smoking inside… and the price of the cigarettes will increase a huge percent.

Everyone, stop smoking.

Chick from the pic, I miss you lots, just so you know! It sucks being this far, dude.
Unos besos (and cheers everyone else, people),
c

68/365

03. MAYo, Comida / Food, Fotografía / Photography, Mi vida / My life, Retrato / Portrait, Street Photography, Viajes / Travel

68_365

La luz de la tarde entra en el va-gó-ón. Tus cabellos canosos pare-cen el sol. Luego por la noche a casa a sobar, que una está muy vieja y no da para más.

He ahí la nueva letra de La chica de ayer. El hombre de hoy (o del día 8, vaya)… porque cada día tengo uno, eh. En realidad también hay una chica, entre la botella y el señor, medio dormida, sólo le dan unos rayos de sol, al bies.

La preciosa botella, que lo colorea todo, es de un agua con sabor a Mojito, que no sabía a mojito, sabía a otra cosa que sigo sin saber qué es. Qué bien mexplico, ay.

Volvíamos de Yaroslavl, otra ciudad rusa, a 380 km de Moscú, creo recordar. Lleeeeeena de iglesias, oiga. Iglesias, monasterios, catedrales, complejos religiosos por doquier. Todos preciosos, la verdad. En esta ciudad se unen el Volga y el río Kotorosl y fue fundada por Yaroslav el Sabio en el siglo XI. Anda que no ha llovido. Allí fijo que un montón. Aunque hacía una caloooooor, que pa qué. Buf.
En fin, tienen unos paseos a los lados del río de lo más agradables. Caminos que caminamos a lo largo de los ríos. Los dos. Viendo las iglesias. Todas. Y uno anda y anda y anda. Y anda un poco más. Russian-style. Y sigue andando. Menos mal que también se puede comer. Y comimos unos ricos… como pinchos morunos pero de allí, de pollo y cerdo. Allí lo venden por gramos (raro raro y lioso lioso). Total que pedimos 600 y comimos dos cachos. Pero estaba muy bueno. Comimos en un sitio que era bardedía-cafetería-restaurante-bardenoche-club-discoteca-afterhours, o algo, donde iba a cantar una tal Nayala, española super famosa…. allí y en su casa, supongo. Y en Ibiza, por lo que decía el cartel… en ruso. No es que yo lo descifrara (porque me resulta indescifrable); me lo contaron las locales guías amigas, claro.

Hice fotos callejeras a cascoporro. Pim, pan, chim, pún, pimpán, chimpún, ole, óle. Dándolo todo con mi pequeña G11. Qué difícil es mantener la cámara recta y que la gente no se resbale por las aceras y por los caminos y por las carreteras y por aquí y allá… en las fotos, oye.

Y eso, luego una caminata hasta la estación, que nunca llegábamos y nunca llegábamos. Pero al final llegamos. Y volvimos. Y dormimos en el tren. Y nos daban tapones para los conductos auditivos y minisábanas para los ojos. Y hubo una puesta de sol preciosísima que se veía a través de los abedules y los pinos, reflejándose en los charcos-lagos-marismeños que tienen por toda esa zona.

Una excursión de día (con salida a las 7 de la mañana y vuelta a medianoche) muy bonita y agradable y … cansada. ¡Pies, para qué os quiero!
Ah, y de desayuno pancackes-tortitas-blinis con mermelada y crema agria (que va bien con todo, parece ser, viendo a T). Ñam.

Saludos, gente. Haced excursiones cuando viajéis. Así el viaje molará mucho más. Parecerán dos. O tres. O más.
c

The late afternoon light lits the train car. Your white hair looks like the sun. Then at night, let’s go home and sleep like nuts, ‘cos one is old and doesn’t have anymore to give.

That’s my new version of the lyrics of an 80s song called La chica de ayer (Yersterday’s girl). Let’s call it… Today’s man… ‘cos I have a different one everyday, doh. Actually, there’s also a girl, right between the bottle and the man, asleep, lit only by a few soft rays.

That beautiful bottle, which colours everything, is some kind of Mojito-flavoured water… Didn’t taste anything like mojitos, but something else I can’t quite remember. I’m like an open book, gods.

So we were coming back to Moscow from Yaroslavl, the other Russian city I visited, which is like 380 km from the capital. Sooooo many churches, monasteries, cathedrals and religious complexes. All of them were wonderful, really. The Volga and the Kotorosl rivers meet right here, in this city, founded by Yaroslav the Wise in the 11th century. It’s rained lots from them (Spanish saying). I’m sure it’d rained quite a bit over there. It was soooo hot that day, though. Uff.
Anyway… they have these long walking isles on the river banks, very lovely walks walking by the rivers. Both of them. Looking at the churches. All of them. And one walks and walks. And walks some more. Russian-style. And then a lil bit more. Thank the gods we can also eat. And we had some tasty… like shish kebab thingies, chicken and pork. They sell it by the gram (totally strange and messy, according to moi). We ordered 600 grams and eat like two pieces each. But, at least, it was very good. We had lunch ats ome daybar-cafeteria-restaurant-nightbar-nightclub-discoteque-afterhours place, where the “famous” Nayala, a Spaniard, very well-known over there and by her family (and Ibiza, apparently, according to the posters everywhere), was singing… soon. Not that I understood those posters… since they were in Russian, duh. I couldn’t decipher that even if I wanted to. That’s indeciphrable. My local friendly guides told me, ‘course.

I took street photos like a crazy person. Bam, boom, wish, wash, click, clack, yay. I gave my aaaaalllll with my little G11. Ugh, it’s sooo hard trying to level the camera so that people won’t slide down the pavements and paths and roads and here and there….

And then, last but not least, a looooong walk to the train station. It seemed like we would never get there. We finally did. And came back to Moscow. And we snoozed a little on the train. And they gave us plugs for our hearing conduits and minisheets for our eyes. And we saw an amazing sunset in between the birch trees and the pines, reflected on those marshlike-pool-lakes of them.

A wonderful and pleasant … and exhausting day-trip (leavig at 7, returning at midnight). Feet! What do I want you for! (Spanish thingy).
Ah!, and, for breakfast, I had blini-pancakes with jam and sour cream (that goes well with anything, watching T eat). Yum.

Cheers, people. Go on some day-trips while you’re out there. That way, your holidays will be way cooler. It’ll look like two trips. Or three. Or more.
c

66/365

03. MAYo, Fotografía / Photography, Mi vida / My life, Paisajes / Landscapes, Retrato / Portrait, Street Photography, Viajes / Travel

66_365

La matrioshka Basilia vivía en San Basilio, aunque San Basilio no se llame realmente San Basilio sino que se llama Catedral de la Intercesión de la Virgen en el Montículo. Flipadlo. Toda la vida engañados. ¿Por qué se la conoce más amigablemente como San Basi? Pues nidea. Me pregunto si me lo contaron A y T y se me ha olvidado totalmente. Es que tuve guías autóctonas y locales. Una, que mola. Aunque el día que hice esta foto (que son dos fotos montadas, que lo sepáis, una del reflejo de la iglesia y otra de las matrioscas con el reflejo de la misma), estaba más sola que la una (sola con intermedios de llamadas telefónicas de T para saber si seguía viva o me había atropellado algún coche o había acabado al final de alguna línea de metro escrita en cirílico). Parece ser que más o menos una se maneja sola. Tendré que viajar sola a algún sitio, me ha gustado la cosa de pasearme a mis anchas, la verdad. Aunque claro, luego siempre estaba acompañada desde la tarde tarde.

Total, que esta muñeca tan maja vivía allí, pero la echaron porque ya había muchos turistas paseándose por allí y ahora vive al otro lado de la Plaza Roja, en una tienda con vistas a la iglesiacatedral. Vive allí con todas sus hermanas muñecas rusas. Más altas, más bajas, embarazadas de sí mismas una y otra vez. Son unas especie muy inteligente, no necesitan muñecos rusos para reproducirse. Y las hay con todos los colores de ojos y de pelo, porque en las rusias las chavalas son de muchos colores. Hay mucha rubia, mucha castaña clara, mucha castaña oscura, bastante pelirroja (o yo me las crucé a todas) y morenas. Con ojos verdes, azules, grises, marrones, oscurososcuros. Son muy polimórficas.

Me hizo especial gracia ver señoras viejunas ataviadas cual matrioshka… porque las muñecas siempre son jóvenes. Abuelicas con pañuelo al cabello de un lado para otro, subiendo y bajando las escaleras de los conductos-paso de cebra, cargadas con la compra; en la estación de trenes, de acá para allá, con sus claros o sus ojos oscuros aclarándose por la viejunidad. Más monas. Casi más monas que estas muñequicas tan cucas.

Y eso.
Saludillos, pandilla.
c

The matrioshka Basilia lived in Saint Basil’s, though Saint Basil’s is not really called Saint Basil’s but Cathedral of the Protection of Most Holy Theotokos on the Moat. I know, weeeiiirrd. They’ve been fooling us our whole lives. Why is it best known as Saint Basi? Well, I’m afraid I don’t know the answer to that. I wonder if A and T told me about that and I’ve complete forgot.
I had two native local tour guides, yeah. I rock. The day I took this photo (which, just so you know, is actually two pics, one of the reflection of the church and the other the matrioshkas with that reflection, too), I was aaalll byyyy myyy seee-eee-eeelf (with intermissions when T called me just to know if I was still alive or I had been run by a car or got lost at the end of a metro line written in Cyrillic). It looks like I can manage travelling alone. I should go on a trip by myself. I’ve liked the experience of wandering around alone quite a bit. But I always had company afterwards in the evening, hm.

So anyway, this lovely doll lived there, but she was kicked out because there were enough tourists walking around, and now she lives at the other end of the Red Square, in a shop with a view to the churchcathedral. She lives there with all her Russian doll sisters. The taller ones, the little ones, all pregnant with themselves again and again. They’re a very smart species, they don’t need Russian male-dolls to reproduce. And they come in every hair and eye colour, because in Russia, the chicks are very colourful. There are plenty of blondes, dark blondes, light brunettes, brunettes, redheads (or I run into everyone of them) and dark brunettes. With green, gray, blue, brown, hazel and dark eyes. They’re very polymorphic.

It was specially funny when I saw old ladies matrioshka-style… because the dolls are always youngsters (wink wink). Old grandmas wearing a scarf on their heads, running around everywhere… going up and down the stairs of the zebra crossing-ducts, carrying their groceries; at the train station, here and there, with their light or dark eyes (getting lighter because of their seniority). So cute. Even cuter than these lovely dolls.

There you go.
Cheers, people.
c

65/365

03. MAYo, Mi vida / My life, Retrato / Portrait, Viajes / Travel

65_365

Éste es Elvis. Un perro muy majo. Un pug. O carlino. El perro de la casa. De la casa rusa. No es un perro cansino de esos que siempre tienes encima dando la barrila. Que quiere las cosas a sus horas, sí. Pero es muy majo.

Yo pensaba que iba a morir con él alrededor, porque, teóricamente, los perros me dan alergia y este va dejando rastros de melena por doquier. Pero es un perro muy majo y no me dio alergias.

Al principio me ladraba un poco malamente y me bufaba, pero se le pasó rápidamente. Si es que todo es conocerme y saber que no voy a matar a sus dueños ni nada. Si soy más pava que tú, hijo.

Esta foto es de un día ruso en el que tanto T como yo tuvimos que trabajar (sí, trabajar desde lo lejos, en vacaciones, una que es tonta), así que no hicimos mucho. Pero un rato para hacer una sesión a Elvis sí que tuve. Hasta que decició que ya era suficiente y que le quitara ya de la jeta el objetivo. Levantó la zarpa y me dijo “Fotos no” con la mirada, se dio la vuelta, melena al viento y se fue, en plan celébriti. Si es que es toda una estrella.

Y poco más.
Elvis, se te echa de menos. ¡Ven a visitarme!Saludillos, pandilla.
c

This is Elvis. A very nice dog. A Pug. The dog of the house. Of the Russian house. He’s not one of those annoying dogs that are always bothering you. He wants things when he’s supossed to get them, of course. But he’s so nice.

I thought I was gonna die with him around ‘cos, theoretically, I’m allergic to dogs and this one loses hair like crazy. But he’s so nice he didn’t make me sneeze.

At first, he barked at me  and made weird noses, but he was over that in a short while. He just had to know me a little better and know I wasn’t going to kill his owners or anything. I’m dummier than you, dude.

I took this photo on a Russian day when both me and T had to work (yes, working from afar, on holidays… I’m dumb, you know), so we didn’t do much. But, of course, I had time for an Elvis photo session. Until he decided that was enough and he didn’t want me to put my lens in front of him anymore. He raised his paw and said “No more photos” with his eyes. Then, he turned, with his hair flowing in the wind, and left. He’s such a superstar.

And nothing else.
Elvis, I miss you. Come visit me!
Cheers, people.
c