De otoño en El Retiro.

El Retiro, fotografía, Madrid, mi vida, my life, photography
Hace mucho que no escribía, pero hay que contar algo sobre la visita anual otoñal al parque.
Este año, como todos los últimos años, me fui de paseo a hacer fotos a El Retiro con mi colega S. Es otoño es la época más chula, con diferencia. Extrañamente, estaba hasta arriba de gentes. Digo “extrañamente” por eso del tiempo, claro. Están y estaban siendo unos días grises con lluvia amenazante y, evidentemente, estaba gris y lloviznó. Aunque también salió el sol. Sol y nubes y lluvia, gentes y plantas, wah.
El caso es que el sábado pasado parecía que regalaban cosas en Madrí, porque no era normal la cantidad de entes que había paseándose por los parques, las calles, las tiendas, y sentados en las butacas del cine. Hace mucho que no había estado en una sala grande y llena a rebosar.
Bueno, que El Retiro muy bonito él. La luz era increíble, el nublado también. Una pena que no se vieran las nubes en sí mismas, porque se veía un todo gris perpetuo.
Y si no habéis visto Gone Girl / Perdida, id a verla y luego me contáis si os quedáis tan ojipláticos como me quedé yo. Gente friki.
En fin, ahí van algunas fotillos.
_MG_6078-32
_MG_6129-39 _MG_6056-28 _MG_6026-26 _MG_6016-25
_MG_6001-18 _MG_6008-22b _MG_6007-21 _MG_6009-23 _MG_5977-9
_MG_5975-7 _MG_5964-5 _MG_6180-45
_MG_6147-42b _MG_6159-43b
Susana

Yo retratada por Susana

Yo retratada por Susana

_MG_6178-44

 
Y bueno, por otro lado, me he apuntado a un sorteo de una camaraca, una Canon 5D o una Nikon D800. Aquí planto un banner que me han pasado las gentes que hacen el sorteo.
 
Boston wedding photographersImage courtesy of: SnapKnot – Find Boston wedding photographers

Mission Control

viajes

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hace un par de días estuve viendo el despegue de un Soyuz (los que hayan visto Gravity fijo que saben qué es, jeje) que iba dirigido a la Estación Espacial Internacional arriba en el espacio. Aún sigo flipando un poco por haberlo visto en directo, como cuando lo del señor ese loco de Red Bull que subió y luego se tiró y adelgazó nosecuánto en el camino. Es mi amorodio por la tecnología. Es útil y cansina. Gracias a ella se pueden ver estas cosas en directo, o cómo el año nuevo llega al primer sitio del planeta, o cómo sube la marea en el Mar del Japón, o cómo está el tráfico en la A-VI. Gracias, tecnología. Me aburres soberanamente, me atas y me desesperas, pero tienes cosas de lo más interesantes.

En fin, también le doy las gracias a mi amadodiado Facebook por contármelo y a IFLS (o I Fucking Love Sience) por avisarme en esta bonita red social, a pocos minutos del despegue.

Los astronautas estaban metidos en un agujero como de un metro cúbico. Daba bastante cosica y claustrofobia (aunque bueno, en mi resonancia del otro día, aparte de tener frío, no me pasó nada raro). Los pobres doblados, apretujados los tres, leyendo el manual y levantando los pulgares para las cámaras y sonriendo. Yo estaría muriéndome de miedo, pero claro, ellos llevan 7 años preparándose para ir a tropecientos mil kilómetros por hora escopetados… y yo no. Fatal.

Debe ser bastante curioso lo de estar ahí arriba, flotando dentro de una cosa que da tres vueltas al planeta al día, durmiendo en un saco agarrado a una superficie que no se sabe si es vertical u horizontal, percatándote de que te puedes ahogar con tus propias lágrimas, haciendo experimentos varios y comiendo cosas extrañas que deben tener unos cuantos conservantes de más. Porque un filete planchado hace tres meses algo debe tener para ser comestible. Como la hamburguesa de McDonalds esa que se encontro un persono en el bolsillo de una chaqueta y resulta que era de 14 años y tenía aún la misma pinta (casi) que una hecha en el momento. Puaj. Desde que vi eso (y otras cuantas cosas sobre lo que les hacen a las hamburguesas y el resto de comidas de estos restaurantes) se me han quitado las ganas de comérmelas. Pero vamos, ya se me pasará, como cuando vi el programa de los UKs de Jamie Oliver en el que hablaban sobre la obesidad y salían gentes autopsiadas y fileteadas para poner imágenes a las cosas bonitas que decía el Sr. JO. Puaj.

Y nada. Ya me callo. Aquí os planto un enlace a una lista de inventos de la NASA que luego se han aplicado a la vida humana terrícola, por si os interesa. A mí sí me interesa.

Larga vida y prosperidad. Que la fuerza os acompañe. Utilizad toallas. Y la solución a todo siempre es 42, ya sabéis. (Es que se me olvidó bloguear sobre el Día del orgullo friki/Día de Star Wars/Día de la toalla.)

Hale, me piro pero os dejo acompañados del Coronel Hadfield, astronauta canadiense del que he aprendido eso del ahogo lagrimal, las camas astronáuticas y otras muchas cosas. Googleadlo/YouTubeadlo, que tiene cosas de lo más curiosas y es un tipo muy majo. Ahí va, cantando Space Oddity del Sr. Bowie, desde la EEI (o ISS). Que le gusta la música a él y se lleva la guitarra a cualquier lado.

Se supone que quitaron el vídeo de la interné porque solo tenían un año de licencia, o algo. Pero veo que a Sky News le ha dado igual igual.

Saludos, pandilla.
c

 

PD. La foto la hice en un festival, hace unos cuantos años ya. En el Summercase, cuando existía. Una pena que lo mataran, que era aquí cerca. Y ese señor no sé muy bien qué hacía, pero era fotogénico. Saludos a los que estén en el Primavera Sound. Algún día hablaré de música. Y de conciertos y festivales. O no. Que ya no los frecuento. Nunca se sabe, hum.

 

Valar dohaeris

series, viajes

_MG_7727b_1200

En King’s Landing hay simpáticos músicos callejeros que tocan fenomenalmente mientras posan para mí. King’s Landing, también conocido como Dubrovnik, está repleto de gentes más de allá que de allí (como una servidora). Hordas y hordas de nosotros recorren el mismo camino en la ciudad antigua pero nueva: desde la entrada de la muralla hasta el puerto, pasando por la calle principal y la plaza de la catedral, ataviados con sus mejores chanclas con calcetines, dejando que los cabellos de sus perneras se aireen al viento croata, cobijándose del incesante sol que bota y rebota en las piedras que nos rodean por todas partes bajo las alas de sombreros comprados dos paradas antes y pesados collares réflex marca Nikon o Canon.

Hablando de crobatas, ¿sabía usted que la corbata proviene de los croatas? Eso rezaba el escaparate de una tienda de la perla del Adriático. De corbatas, claro. WikiPedia dice: “Su nombre viene del italiano, corvatta o cravatta, derivado de “croata”. El origen data del año 1660, cuando los jinetes del ejército croata usaban pañuelos de colores al cuello.Así que, a partir de ahora, échenle la culpa a los croatas por ponerles un lazo al cuello, señores.

Lo que se aprende viajando.

Dubrovnik, a parte de tener un nombre muy bonico (me pregunto qué significa, voy a buscarlo… Por lo visto deriva de una palabra eslava que significa “bosque de robles”… ya sabía yo que tendría su aquél (¿aquél ya no va con tilde?). Lo que no sabía es que la parte antigua amurallada se llamaba Ragusa, a la que los romanos llamaban Lau, que significa “la roca”), es una ciudad dorada de techos de teja naranjas y hierros verdes con un mar azul profundo, aunque a veces se torna verde esmeralda o azul cian. Y el cielo es azul, muy azul. Azul celeste. Jajajajaja. Dicen mucho del cielo de Madrí, pero el de allá no se queda corto.

Realmente, es una pena que esté invadido por tribus foráneas que surcan sus calles y murallas en formación hormiguil sin formación; o de rebaños de ovejas de culos de colores variopintos (al menos en la estación calurosa, a lo mejor durante el invierno se convierten en hormigas de verdad). Lo han reconstruido tan bien que parece que no ha pasado el tiempo (ni unas guerras hace dos días, como quien dice) y está como los chorros del oro.

Una cosa mala tengo que decir… esos pavimentos de las calles antiguas son muy bonitos, pero si ya patinan cuando hace sequía, no quiero ni imaginarme los deslices de los extranjeros cuando estén mojados y reflectantes. Las fotos callejeras podrían ser descacharrantemente preciosas. ¡Zas! ¡Clic! ¡El reflejo de un turista pegándose una piña!

Asombroso me pareció que parece que todos los tenderos parlan español… y aquí nosostros hablando solo nuestro precioso idioma y cuatro palabras mal dichas de inglés. Así no vamos a ningún lado. Además, de los cuatro que hablaban bien bien inglés, se nos han ido 3, fijo. Y croata aquí no habla ni el tato, como si lo viera.

En fin, el señor de la foto le daba, junto al señor del laud y al señor que vendía corazones típicos de allá (ataviados ambos con ropajes típicos de la época de antaño, muy rojos y dorados ellos) y las señoras del mercadillo de joyerías, el toque final de molonidad a la tal Ragusa. Una pena no haber llevado puesto el bañador para sumergirnos en las estupendas aguas allá pasado el puerto, donde la muralla da la vuelta. Tenían una pinta estupenda. Hasta había unas escaleras de piscina para facilitarnos la inmersión.

Me resulta bastante curioso lo de verlo cada semana en la caja tonta (que a veces no es tan tonta; gracias, HBO) -o en el monitor, en su defecto-. Aunque, sinceramente, George, parece mucho más agradable la versión real que la ficticia.

Todo el tiempo que pasé en King’s Landing, estuve acordándome de (y esperando encontrarme con) los personajes habitantes del lugar, preguntándome dónde se metían, porque yo los había visto por esas mismas calles. ¿Lannisters, dónde os escondéis? ¡Tyrion; Cersei; Jaime; Joffrey Baratheon el rubio, first of his name; ¡Sansa! ¿Sansa? ¡Sansaaaa! ¡He visto a Sansa! Ahí estaba ella, bajando hacia la calle principal, con su pelazo de tinte rojo anaranjado y su “calentito” “vestidazo” “veraniego” de boda… púrpura; tapadita bajo un parasol que una ente, ataviada con unos cascomicrófonos a la cabeza, portaba bien alto (que la chata es una torre) .
Detrás de Sansa iban un señor que no conocía por aquella época (ahora creo que era Oberyn Martell) y una señora a la que no le ponía papel (que ahora juraría que era Olenna Tyrell – ¡chunchun, glups!). Yo, mientras, pegando botes. Mi hermana, mi cuñada y mi sobrino, mientras, flipando un poquito. SMS instantáneo a mi hermano: “He visto a Sansa. HE VISTO A SANSA!” (que no recibió… hasta que volvimos a Madrí). En fin, locura transitoria. A veces pasa.

Una pena no haber visto también a Tyrion o a Brienne o a Jaime o a Cersei o a Tywin o a Lord Varys y sus pajaritos o Petyr. O a mi querido roasted Joffrey. O a un Jaqen H’ghar, pasándose por allí. Les habría dicho cuatro cositas. Los demás es que me pillaban lejos, pero otras de sus localizaciones son mis próximos lugares de visita. Escocia e Islandia, here I come! (Cuando tenga dinero, meh, duh.)

En fin, ved Juego de Tronos y visitad Ragusa/Dubrovnik. Yo espero volver, los dioses mediante.
Valar Morghulis, pandilla.
c

Para el que le interese, los metadatos:
f/2.5, 1/1250 s, ISO 200, objetivo Canon 85 mm f/2.8.

PD. The North remembers.

 

¡¡¡¡¡ SPOILER ALERT para el que no vaya al día !!!!!
Frozen /Juego de Tronos crossover. Jajajaja.

 

Colores con apellidos.

colores, hombres y mujeres
Amarillo pollo.

Amarillo pollo.

Hoy me ha llegado mi funda para la tableta. La pedí de un color precioso, entre verde lima y verde manzana. Lima clara y manzana ácida, claro. Y además venía con un cable OTG, otro HDMI, un protector para la pantalla y un lápiz verde esmeralda. 15 €. Viva eBay.

Los colores tienen apellidos. Sí, señor, los tienen. Una cosa no puede ser roja y ya está. Será rojo sangre, rojo oscuro, granate, rojo fresa (o rosa fresa, como dice mi madre). Y así con todos los colores.

El otro día, mi hermana, al describir el color de una moto, dijo que era blanco conapellido (no recuerdo cuál), a lo que decían mis hermanos que una moto no puede ser blanco roto, o blanco cáscara de huevo; es blanca, roja, azul, verde… y punto; que, como mucho, podía ser negro carbón o grafito, pero ya. El caso es que parece que eso que representa la siguiente imagen (que ya habréis visto la mayoría porque ha recorrido las internetes vía blogs, revistas y medios varios), es más o menos cierto. He aquí la susodicha imagen:

how-women-and-men-see-colors
Según esta tabla, mi funda es entre verde lima y verde flora.
Pues eso, por lo visto las mujeres tenemos 16 millones de colores y los hombres 8 bits. Eso he leído. Jajaja. Esto en general, que luego hay gente que es la excepción, claro.

Además, las tablas no siempre concuerdan. Por ejemplo, los azulesverdosos siempre los veo del color contrario al resto del mundo. Si los ven azules yo digo que son verdes, y viceversa. Ejemplo: el tono Seam Foam (que supongo que, en realidad será SEA Foam o espuma de mar), lo metería en los azules. Igual que el Cantaloupe (el meloncillo ese redondo que es naranjoide por dentro), lo metería en los rosas (que no el del cantaloupe de verdad, que es bastante naranja). Y bueno, de los colores que tienden a gris, ni hablamos. Yo los veo grises, el resto del mundo los ve de otro color. Y el Maroon, que es el granate, es obviamente rojo. Rojo oscuro casi marrón. De morado nada, monada.

Mi teoría (que para mí es bastante obvia) para mi particular visión de los colores (incluídos colores de pelo, porque el marrón claro NO es rubio, me digan lo que me digan) es que cada uno tenemos un número distinto de conos sensibles a las luces rojas, azules o verdes en los ojitos y, según haya más de unos que de otros, veremos los tonos tirando más a uno u otro color. Ea. Así que mis coloricos son igual de buenos que los de los demás.

Hablando de colores, mi amigo D tiene un “defecto” súper chulo llamado Sinestesia. Como ya sabréis (porque se estudia en el cole), la sinestesia es una figura retórica que utliza términos relacionados con dos sentidos distintos, como cuando decimos “color chillón”. Sin embargo, también es cosa verdadera. Wikipedia dice que es “la asimilación conjunta o interferencia de varios tipos de sensaciones de diferentes sentidos en un mismo acto perceptivo“. Lo que le pasa a mi colega es que ve las palabras de colores. Por lo visto, el color de cada palabra depende de la primera letra. Y, por lo visto, yo soy granate y marrón muy muy oscuro. No es que sean unos colores muy… chillones. Supongo que pegan conmigo, que siempre visto negruna.
Además, por ahí he leído que hay más formas de sinestesia, claro. Pueden oír colores, ver sonidos o, lo más alucinante (al menos para mí), saborear texturas. Wah. Esperemos que todos los sabores les gusten, porque si no, puaj. Me ponen una tela suavecica con sabor a manchego y me da un síncope. The horror.
Dicen que hay mucho artista suelto por ahí que es sinestético o sinestésico (lo he encontrado de las dos maneras, pero la primera es mucho más preciosa, ya que tiene la palabra “estético” ahí, incluida; así que esos seres artísticos deben tener la cosa más fácil que los demás, al menos en lo que al artisteo se refiere). Suertudos. Aunque… ehm… antes del “estético” tiene un “sin”. Noquierodecirnada. En fin, quedémonos con la parte estético-artística y, para vuesa información, ahí va una lista de suertudos. Entre ellos se encuentran, por ejemplo: Lizst, Marilyn Monroe, Tori Amos, Bernstein, Duke Ellington, Hockney, Billy Joel, Nabokov, Rimsky-Korsakov, Van Gogh, Pharrell Williams o, uh, Kanye West. Alucina, vecina. Yo quiero ser sinestética. O conestética, mejor, porsiaca.

Y ahora me pregunto yo… ¿qué pasa si un sinestético es a la vez daltónico y tiene más conos sensibles al azul de lo normal? ¿Acaso se convierte en un Kandinsky cualquiera?

https://i2.wp.com/c300221.r21.cf1.rackcdn.com/kandinsky-tumblr-1348286985_b.jpg

Kandinsky

Para la próxima, me reservo un tema pseudo robado a mi amigo Dos para la tres, que el otro día hablaba de los sueños en blanco y negro. Así que por esos derroteros me dejaré caer. Blanco, y negro, y color, en sueños.

Hale, saludos, pandilla. Os dejo con uno de la lista de suertudos.
c

 

Palabras feas, palabras chulas.

gustos, palabras

_MG_0300b_1200

Cuando cambié de carrera, me decidí por Filología. Tardé un rato en elegir cuál de los cienes de posibilidades estudiar y, por alguna razón, me dije, “pues casi que la inglesa”. Pasé de los pasteles, los carboncillos, los torreones, los chutes de laca a última hora los viernes por la tarde, el arte, las estructuras, el urbanismo, los rótring, Corbu-Mies-FLlW, los compases y la escuadra y el cartabón a las letras, las palabras, las frases, los libros, la gramática, la sintaxis, la semántica, la literatura, la lingüística, Shakespeare, la inquietante literatura gótica y la historia de la lengua inglesa. Son un tanto dispares. Pero es cosa normal, ¿no? A la gente le pueden interesar cosas bien distintas. A mí todo me viene por la genética, por lo visto. De un lado y del otro. Las ciencias y las letras. Las artes y las artes. El espacio y la tierra. La naturaleza y las piedras. Las palabras bonitas y las feas. Nah, esto es cosa mía.

Las palabras feas me molestan mucho. Sobremanera, diría yo. Me molesta leerlas y escucharlas. Hay palabras feas que se usan mucho (sobre todo si hay entes pequeños alrededor) como “cochino” y “nene”. Muerte a los cochinos y a los nenes y las nenas. Deberían prohibirlas de lo mal que suenan. Mal y moñas, respectivamente. Las palabras moñas molestan directamente por su moñitud, como la anteriormente mencionada. Cualquier palabra formada por 4 letras que contenga dos enes está condenada al fracaso. A la muerte fatal mortal de necesidad dentro de mi uso del léxico humano. Nene. Nena. Esa gran invención del “nini”. Y ya “neni”, dimintivo apocopado de los dos primeros, es para rematarme (evidentemente, la versión sin apócope, también está incluida. Nenita. Escusemuá, pero puaaaaaaskjdbajsdbakjsdhaj).
No soy muy fan de los “churris”, aunque sí  de los “curris” (qué bichos más majos). Si de nene, neni; de churri, churrito. Fatal.
Soy MUY fan de “chavales”, “chatos” y “chicos”. Me gustan las palabras que empiezan por Ch. Chófer incluída. En mi mundo, sigo considerando la Ch como letra en sí misma. Es doble, sí, ¿y? Es una letra dígrafa. Ea. Igual que la Ll. Y la Y se llama i griega, al menos en España. Me parece estupendo que en otros lares se refieran a ella como Ye. Plas plas plas. Enhorabuena.

Me privan las palabras largas. Esdrújulas como esdrújula. Palíndromo. Procrastinar. Las palabras que tienen sonidos /k/, /p/ y /f/. Cacofónico. Si hay aliteración, mejor que mejor. Apócope. Apócrifo. Fonógrafo. Policarbonato. Mangurrianada, mangurrián (estas dos me gustan tanto, que las digo mucho, como los chatos y los chavales y la chavalería). Hace tiempo, utilizaba mucho “cuco” y “cuqui”. Son súper moñas, pero quería diseminar por el mundo su uso indiscriminado. Era mi forma de conquistar el mundo. ¡Mwaaa ha ha ha ha ha haaaaa! A la vez, Anna Simón lo hacía vía televisiva. No nos conocemos, pero teníamos la misma meta, una meta sagrada… pegarle al mundo el cuco.

Al hilo del cochino, también tenemos otras cochinas palabras como “cagar” y “mear”. No sé si son del castellano antiguo, pero yo no puedo con ellas. “Pis” no me hace especial gracia. “Pedo” si es graciosa. Jijijijijiji. Y “culo” sí es bonita. Un chaval muy chato con un culo cuco y cacofónico cuenta codornices que caen del cuerno del chófer chusma. No me digan que no suena bien. ¡Ah! ¡”Chusma”! ¡”Chusta”! Jó, qué grandes palabras hay con che. Impertérrito. Metabólico. Melifluo. Mamarracho. Fenómenas palabrejas tienen los idiomajes (“idiomaje” es invención de mi amiga T). Mejor fenómenas que fenomenales, cuando las letras llevan tilde, siempre son más bonicas. Hablando de bonicas…

No me gustan las palabras acabadas en -ito. No sólo (solo, porras, perdón) los diminutivos, sino también los bonitos-tos. Mejor bonicos (gracias, HoraChananteBarraMuchachadaNuiBarraMuseoCoconut). Muerte a las conversaciones sobre niños y bebés en las que todo acaba en -ito. El culito del nenito está rojito. Ha comido un purecito de verduritas con pollito. Yuck. Puaj. ¡Blurghasdasadg! El bonito está muy bueno, pero si Laredo es unbonito-to y Santoña es un atún, me quedo con el atún. En mi planeta, se ha de sustituir el -ito por -uco, -ico o -ete. Nenuco. Verduricas. Culete.

Relámpagos. Recórcholis. Estruendo. Terráqueo. ¡Terrícola! Hablando de policarbonatos, la polimorfología de los seres humanos es aplicable a las habilidades de una persona humana. Por consiguiente, una ente que sabe hacer muchas cosas, es polimórfico. Cuando uno habla varias lenguas, también es polimórfico. Podría ser también polimérico, supongo. También he conseguido pegarle esta nueva acepción a las gentes del mundo. Gentes amigas.

Últimamente, me ha dado por decir (aunque más escribir) la palabra súper. Me vale igual en inglés que en español (así que es polimórfica a la par que útil). Ya no uso tanto el “cuco”, ni digo todo el día “tremendo”, y “La zarzamora” pasó a mejor vida. Además, a no ser que esté en compañía de mi amiga larusa (o que hable vía FB con AnaB), las combinaciones germánicas de la facultad, como “Ja, toll“, “gigantisch“, “och, neee“, “ach, Ich habe keine Lust” y otras varias, quedaron casi casi en el remoto olvido. Y llamo mucho menos a Jaaaaasoooon para que me salve y me saque de aquí.

Pero no asustarse, porque sigo añadiendo mi vocabulario palabros extraños y nuevos. Por ejemplo, uno que viene de tierras escocesas (vía D), llamado “eejit” (pronunciado /iyit/), meaning “idiot”. Suenan mayormente parecidos, pero el sucedáneo de las tierras altas del Clan McCloud es increíblemente más útil y estiloso a la vista. Si solo pudiera quedar uno, voto por eejit.

Obviamente, lo que sí hay que seguir haciendo es, ante todo, ser educado y decir “hola”. Decir hola hasta decir basta. Saludar sin parar. Saludar a la gente a la que ya has saludado y a los que te cruzas por la calle y no conoces. Saludar a los alcornoques, los alcorques (estas molan también, ¿eh? Palabras que empiezan por al-, molan), los bordillos y los bolardos (gentes del mundo, que sepáis que los bolardos/poyetes que hay en las calles, esos anchos y bajitos y cilíndricos, están hechos para que reposéis vuestras posaderas sobre ellos). Digan hola. Mis amigos saben de lo que hablo y sé que les encanta. ¡Hola!

En fin, todo esto han sido líneas y líneas (súper interesantes) sobre palabras horrendas que deberían prohibirse, caer en el desuso más rápido y doloroso del mundo y salir del diccionario… y palabras tremendamente apabullantes que deberíamos utilizar más y más y más. Y más aún. And then some.

En otra ocasión hablaré de mis palabras preferidas (y aborrecidas) del inglés. Odio “mellow”, creo que eso ya lo he dicho. Y en otra entrega, de mis expresiones coletilla preferidas (como “verdades como puños“, que se la robé a JochE -y a la que añadí “de titanes” o “titánicos“; “por los dioses (del Olimpo)“, “la pera (limonera)” -esa es más normal) y otros palabros que hemos usado en grupúsculos, como el catalán “tancat” o el compuesto “barrichún”, que significa “barrio chungo”, como sus propias letras indican. Y en otro más, de cómo me flipan que me muero todos los palabros que vienen del caló (como biruji, canguelo, chalado, chachi, chanchi, chaval, chungo, churumbel, currar, dabuten, menda, molar, paripé, payo, piltra o pinrel, entre otras. Anda que no molan. Son las mejores. Las más chachis. ¿Que no?)

En fin, largo post lingüístico.
Sin más, me ausento, que es hora de ingerir comida. (Asueto también es chula.)
Saludos palabreros, pandilla.
c

De cara y cuesta… ¿arriba?

mi vida
Para conmemorarme, los venecianos me nombraban en la plaza de San Marcos y sus alrededores.

Para conmemorarme, los venecianos me nombraban en la plaza de San Marcos y sus alrededores.

Si “de culo y cuestabajo” es de mal en peor, “de cara y cuestarriba” debería ser lo opuesto, ¿no? Hm. Sin embargo, no parece que tenga mucho sentido ya que cuestarriba también es malo. ¿”De frente y sin cuestas”? ¿”Palante en llanuras”? Probablemente esas sonmejores opciones. (Me cuesta mucho, MUCHO, no tildar los demostrativos, que lo sepáis. Y del “solo” ya ni hablamos. Ni del “guion”. Ufff, RAE, RAE, pero qué me estás haciendo…)

Bueno, hoy es mi cumpleaños… lo seguirá siendo hasta dentro de una hora y 6 minutos (cero horas cero minutos para cuando llegue la hora de publicar esto, como si lo viera…). Felicidades a mí, que aún no me había felicitado. Esperad, que me tiro de los orejos. 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10, 11, 12 y una de propina. (Esos son los mentales o aparentes.)

Son 35. 3 – 5. Treinta y cinco. Trenticinco. Un quintal, vamos. Por mucho que la gente me diga que aparento menos, noto cómo se acumulan sobre ese punto en el que se junta mi cuello de paloma con la espalda. Es un mal sitio para aplicar una fuerza vertical, fijo.

En fin, el caso es que yo SIEMPRE HE SABIDO que a partir de los 35 (de las 12 del mediodía del 27 de abril de 2014, vamos) mi vida iba a ser mucho mejor. Tengo dones premonitorios. Pero fijo, fijo. Que lo sé yo. Por alguna razón, decidí allá por los 18-20 que desde los 35 mi mundo iba a cambiar y a convertirse en la repera. Que sí, que lo sé yo. Supongo que porque veía que la veintena no era tan bonita como me la pintaban y el cambio de 20s a 30s iba a resultar un pelín doloroso. 35 es un buen número, me dije. Ni pa ti ni pa mí. La justa medida. El justo medio del ese señor griego. 70/2. Y es una buena cifra, ¿no? Que sí, que lo sé yo.

Pues sí. He acertado. ¡Diana! Gran día. La familia, el preaperitivo, el postaperitivo, el primero, el segundo, el postre, el otro postre, la merienda… un poquín de vino blanco, un poquín de birra acuosa… Y no voy a enumerar los diversos platillos porque entonces esto se alargaría (aún) más de la cuenta.

Bueno, me queda media vida para jugar.

Chimpún.
Saludos, pandilla.
c

PD. Gracias a todos los felicitadores.

 

Scarlett, preguntas y Harrison Ford.

cine, fotografía, movies
Margarita. Loves me, loves me not.

Margarita. Loves me, loves me not.

Lo de las fotos de Scarlett Johansson es que de verdad no lo entiendo. ¿Gorda? ¿En qué pueblo? Me da que todos tenemos el sentido de la vista un pelín deformado y un poquito de exceso de doble rasero. Y cada uno tiene sus gustos, pero en fin, poner el grito en el cielo porque no es una modelo que mide dos metros y medio y a la que han retocado para que de perfil sea tan ancha como de frente… deberíais hacéroslo mirar, gentes.

¿Por qué a veces palpitan ciertos puntos del cuerpo humano? Es bastante desconcertante. A veces incluso molesto.
¿Cuánto tarda una tendinitis en desaparecer? Parece que más de un mes sí que tarda.
¿Cómo sabe uno qué le está pasando si tiene varias posibles cosas que comparten síntomas? (Véase migrañas, astenia y alergia, por ejemplo.)
¿Por qué los antiguos “juergues” ahora se hacen llamar “juerNES”? Ugh. Nonono.

Hoy es el Día del libro. O de San Jorge y la rosa y el libro por allá al otro lado. O de la muerte de Cervantes y Shakespeare. Yo tiendo a comprar estas bonitas encuadernaciones de páginas con letras… y apilarlas. O comprar, leer unas cuantas páginas, pasar al siguiente, leer unas cuantas páginas, y así. Papeles que hacen de pisapapeles. El metapapel, la meta del papel.
Leo lo que sea en el ordenador (normalmente textos relacionados con medicina, ciencia, lenguas/lingüística o cine) pero que lo del papel debe ser que ya no me va. Al menos leer sobre papel. Comprarlo sí, ya he dicho. Pobres árboles. A lo mejor es hora de hacerme con un ebook. En mi juego de tronos personal parece que va a ganar la tecnología, quiera yo o no (en realidad creo que va a ganar en el de todos, sí o sí -eso va para mi madre-… acabaremos viviendo en un Minority Report cualquiera, qué pena… Total, lo de los anuncios personalizados ya lo están haciendo. De ahí a arrestar gente antes de que cometa un crímen nos queda medio telediario). En parte le tengo una tirria (mencanta esta palabra) tremenda (pero tremenda tremenda tremenda), en parte es harto (y esta también) útil.

El otro día volví a ver Blade Runner. Me alegró ver que sigue estando estupenda, en buena forma, le sientan bien los años; no ha envejecido mal, como otras tantas. Vi el Final Cut y la verdad es que me gustó bastante más este final que el original. Además, creo que me ha quedado aún más claro si Deckard es replicante o no. Pobre Pris. Pobre Roy (abajo os dejo su súperconocido monólogo, que por lo que he leído -véis, leo mucho- lo improvisó así como si nada. Muy poeta el Rutger Hauer, a la par que un poco friki, diría yo.). La BSO sigue siendo la pera. Por cierto, ¿Vangelis sigue vivo? (Wikipedia dice que sí.) ¿Qué hace con su vida? Hablando de Blade Runner… a ver qué pasa con la nueva entrega. Con suerte no se cumple eso de “segundas partes nunca fueron buenas”. Y hablando de segundas partes (o terceras, o séptimas, según se mire) y de Han Solo, hoy he leído que la fecha del estreno del Episodio VII de La guerra de las galaxias está prevista para diciembre del 2015 (en vez de para primavera, como siempre) y que, entre episodio y episodio, van a sacar un par de spin-off (uno de Han de joven y otro de Boba Fett y sus colegas).

Voy a ir callándome. Aún estoy debatiéndome acerca de qué foto plantar hoy al principio de esta sarta de mangurrianadas que he ido hilando una tras otra. Creo que os voy a dejar una margarita oscura. No es una rosa, pero podéis jugar al “me quiere no me quiere”. Me gustan las fotos oscuras de cosas bonitas (incluídos mis sobrinos los enanos), cosas que normalmente se retratan coloridas y frejcas. Es como una contradicción, ¿que no? La hice con mi Canon 450D y mi objetivo-regalodecumpleaños 50 mm 1.8 a f/1.8 (ya que tienes 1.8, por qué no usarlo, aunque digan que no es la apertura a la que mejor trabaja; o sweetspot, como dicen en ese idioma raro), 1/1250 s, ISO 400. Convertida a BN, contrastada y enfocada con Photoshop. Y ya.

Saludos libreros, pandilla.
Lean, que mi madre dice que es muy bueno.
c

 

PD: Los últimos libros que me leí fueron The Sunset Limited de Cormac McCarthy, que me lo trajeron SS. MM. Los RR. Magos de Oriente; un libro de dudas sobre el español que no recuerdo cómo se llama y ahora tengo el de Las 500 dudas más frecuentes del español del Instituto Cervantes. Todos buenos e interesantes.
Eso sí, si alguien se ha leído el de Cormac, que me explique el final, porfa.

 

Buah, qué larga me has salido, entrada.

——————————————————————————————————-

I don’t understand all the fuss about those pics of Scarlett Johansson. Fat? Really? I guess we have our eyesight a bit distorted and an excess of double standards. Everyone has their tastes, but making such a fuss because she doesn’t look like a 10-foot-tall model who has been overphotoshoped to look as thin from the front as from the side… that’s just nuts. You should get your head checked, peoples.

Why do some body parts sometimes throb? It’s kinda disconcerting. Even annoying, at times.
How long does tendinitis last? Looks like it’s more than one month…
How does one know what’s happening if they have several possible conditions that share symptoms (e.g. migraine, spring fever and allergies)?
This one doesn’t make sense in English. Too bad.

It’s the World Book Day today. Or Saint George. Or, in some places, the rose and the book day. Or the day that Cervantes and Shakespeare died. I tend to buy those lovely bindings of pages with letters… and then pile them up. Or I could buy one, read some pages, go to the next one, read some pages, and so on. Papers as paperweights. The Metapaper.
I can read all day on my computer screen (usually texts regarding medicine, science, languages/linguistics or cinema) but I guess the paper thingy doesn’t suit me anymore. At least not reading on paper. I still buy it, just told ya. Poor trees. Maybe it’s time for me to get an ebook. In my personal game of thrones, it looks like technology is going to win. We’ll end up living in a Minority Report world, that’s sad. But we already have those customized ads, thanks to the internets. Couple steps more and we’ll be detaining peoples before they actually commit a crime.
The thing is that I have a strange relationship with technologies… I have a grudge against them, but it’s so freaking useful. Blergh.

I rewatched Blade Runner again a few weeks ago and I was glad to see it still looks great, in good shape; it doesn’t look old, like many others… It was the Final Cut and I actually liked this ending better than the original. Besides, I think it’s more obvious whether Deckard is a replicant or not. Poor Pris. Poor Roy (you can watch his super famous soliloquy above; apparently, he improvised the whole thing from scratch. Mr. Hauer, you’re very poetic… and kind of geeky). And the soundtrack is still amazing. By the way, is Vangelis still alive? (Wikipedia says he is). What is he doing with his life? Talking about Blade Runner…I’m eager to see what happens with the new film. Hope that Spanish saying that goes something like “second parts are never good” doesn’t apply. And talking about second parts (or third, or seventh, depends) and Han Solo, today I’ve read (see? I do read!) that the Star Wars Episode VII premiere is going to be somewhere in December 2015 (instead of the usual Spring premiere). Besides, I’ve also read that they’re making a couple of spin-offs that will premiere in between the new Episodes (one about young Han and the other about Boba Fett and his mates).

Going to shut up now. But I’m still considering what pic to place at the top of this long string of nonsense I’ve been linking one after the other. I think I’ll leave you with a dark daisy. It’s not a rose, but you can play the “loves me, loves me not” thingy. I love dark images of pretty things (including my wee nephews and niece); things that are usually portrayed as colourful and fresh. It’s some kind of contradiction, isn’t it? Shot that one with my Canon 450D and my 50 mm 1.8 bdaylens at f/1.8 (have to use that 1.8, since I have it, even if it isn’t the lens sweetspot, or so they say), 1/1250s, ISO 400. Converted to BW, contrasted and sharpened with Photoshop. That’s all.

Cheers, peoples.
And read, ‘cos my Mom says it’s a good thing to read.
c

 

PS: Last books I read are: The Sunset Limited by Cormac McCarthy (Christmas present); a book on questions about the Spanish language and a similar one titled Las 500 dudas más frecuentes del español by Instituto Cervantes. All of them nice and interesting. However, if someone has read the Cormac one, please, could you explain the ending to me? Thaaanks.

wow it got long.

La primavera la sangre altera.

fotografía, mi vida, my life, photography
50 mm, f/2.5, 1/1000 s, ISO 320.

50 mm, f/2.5, 1/1000 s, ISO 320.

No sé si altera la sangre, químicamente hablando, pero en mi caso el elquilibrio sí que me lo altera. Aquí están de nuevo esos mareos primaverales que vienen todos los años, que supongo que son parte de eso que llaman “astenia primaveral”, que básicamente creo que significa que uno está hecho un guiñapo de lo cansado que está. Y me pregunto yo, si la primavera llegó hace casi un mes, ¿por qué esta foto de florecillas de pruno es de hace mes y medio y a mí me está dando la astenia esa ahora? Hum

En cualquier caso, qué bonita es esta estación… es mi cumpleaños (blegh); retoñan los arbustos y las malas hierbas que provocan las alergias; los pólenes vuelan por los aires como plumas de bádminton; la piel pica y no cesa; haces uso de los tropecientos tipos de medicamentos que tienes para evitar rinitises, ojos inflados con córneas babosas y pitidos asmáticos; llueve que llueve, llueve que jarrea, el sol dice hola, el sol dice adiós, hace frío, hace fresco, hace calor, nunca sabes cuántas capas llevar y mejor sal de casa con los pelos bien estratégicamente requetecolocados con horquillas a mansalva porque… hay vendavales… Sah, la vida es mucho mejor en primavera, claro que sí, claro que sí. (Yo estoy pensando raparme, nosdigomás, y eso que no salgo mucho de casa…)

(Hablando de vendavales, uno viene de visita ahora mismo.
Ah, no, se va. Nonono, vuelve.)

Nah, Primavera, Primavera, que me caes muy bien. Eso de las comparaciones está mal, mal, pero me gustas más que Verano (que está sobrestimado, por eso de las vacaciones), más o menos como Invierno pero peor que Otoño (que es mi favorito, aunque no sea un amor correspondido. Eres el chicomalo de la peli y, encima, para hacerme sufrir, me envías los peores dolores de cabeza del año (sin comparación). Y además también produces cansancio. Yo no sé por qué te quiero tanto, la verdad.

Bueno, callo y me despido. Buen fin de semana, pandilla. Esperemos que esos fenómenos meteorológicos tan primaverales se dispersen a sus casas y les dejen disfrutar del resto de las vacaciones.

Y si no, no pongan el grito en el cielo porque ya lo decía ese señor tan listo: Abril es el mes más cruel. Nací yo. Jejejeje. El más fabuloso, quicir.

¡Saludillos!
c

 

Para el que le interese, los ajustes de cámara de esta foto son: 50 mm, f/2.5, 1/1000 s, ISO 320. Luego un par de curvitas y un poco de filtro de proceso cruzado, de viñeteado y de enfoque extra, y a correr.

Luna blanca, luna roja.

fotografía, photography

 

Mission District Moon, San Francisco.

Mission District Moon, San Francisco.

Buenas noches tardías…

A lo tonto, llevo todo el día intentando poner a punto esta fotopágina/blog, que la pobre lleva a medio hacer (o más bien con 10 tristes fotos) desde hace alrededor de… ya no sé ni cuánto del tiempo que ha pasado.

En fin, son las 2 de la madrugá, así que creo que me voy a retirar y a dejarlo como está (por hoy). Mañana retornaré y volveré a cambiarlo todo, como si lo viera, para volver a empezar y no acabar nunca. Jamás de los jamases. The end has no end.

En cualquier caso, espero que al que entre a darse un paseo por aquí le guste al menos una (o media, si no, no pido mucho) de las tropecientas fotos que tengo pululando por estas páginas.

Sin más, me ausento, me voy, me duermo.
Saludos de noche de luna llena, pandilla,
¡Auuuuuuuuuuuuuuuu!
caro

P.D.: Ayer me quedé sin ver la lunaroja, bloodymoon. ¿Alguien la vio? Por aquí las nubes vinieron a fastidiar por la tarde y ahí se quedaron las malditas. Bloodyclouds!
P.D.2: Bloodymoon. Blood. Red. Red Wedding. Purple Wedding. OMG WTF. :O