sobre mí

Nunca sé qué decir sobre mí. Pero nunca nunca. Hablar sobre mí misma se me hace complicado (aunque, al parecer, hacerme autorretratos no me resulta tan dificultoso, jeje… es por practicar, que quede claro). Supongo que podría decir que con lo que más disfruto es con la creatividad, tanto mía como ajena.
En mis fotos podéis ver cómo veo el mundo (sí, a veces soy un poco retorcidilla y rara, ejem). La verdad es que se parecen un poco a mí: un poco locas, unas llenas de color, y otras blancas y negras con mucho contraste.

Me gustan las cosas creativas (considero las ciencias cosa creativa también, claro)… desde el dibujo a la escritura pasando por la música. He practicado todas esas y algunas más; y las que no practico, las veo (me refiero al cine, al teatro y… la televisión ya cuenta como arte a estas alturas de la vida, ¿no?). El caso es que, en estos tiempos, con la que me siento más identificada y más suelta es con la fotografía, porque la neurona no me da para aprender medicina ni astrofísica (aunque bueno, siempre podría intentar hacer fotos de neuronas, bacterias malignas y benignas, constelaciones y nebulosas y el bigbang y hacer como que sé algo al respecto).

Voy a ser sincera. Lo que me gusta es robar. Sí, me gusta robar. Robarle la vida a la gente. Robarles sus momentos más (o menos, que las fotos a traición están totalmente infravaloradas) preciados o una centésima de segundo de un día cualquiera de su vida, cuando me los cruzo por la calle. Pero lo hago con mucho cariño, no os penséis mal.
Robar paisajes increíblemente preciosos (o normaluchos, y jugar con ellos). Trocicos de naturaleza. Robar y robar y robar imágenes que llevarme conmigo de vuelta a casa. Me gustan las calles bulliciosas y las calles tranquilas. Fotografiar a gente que se aleja de mí, dándome la espalda. Mover la cámara mientras hago clic. Me gustan la naturaleza y sus cosillas; animalejos y plantas que nacen, crecen, se reproducen y mueren. Y, bueno, la verdad es que cada día me gusta más hacer retratos (incluyendo retratos de esos animalejos, de gente desconocida y conocida y de maniquíes -que son los que mejor posan, todo sea dicho😛 ) y robarle el alma a la gente. Por ahora mi colección no es muy grande, así que busco candidatos para aumentarla. Gracias de antemano.

También me pirra lo surrealista, quiero indagar más en ello, me resulta de lo más interesante (e intrigante). Esas imágenes que son como ensoñaciones (no siempre buenas), sobre todo si son de situaciones o paisajes normales del día a día. Esas imágenes con las que la mente puede inventar un mundo distinto a partir de algo totalmente normal. Quiero mezclar también los retratos con el surrealismo y los garabatos, pero al gentío no suele gustarle vese raro, deformado, con los ojos recortados o con ojeras negras. Una pena. ¿Alguien se presta como modelo? Gracias de nuevo con antelación.

En fin, menos mal que no sabía qué decir…
Gracias por leerme🙂

carolina

 

P.D.: Todas esas de arriba son una servidora, claro. Las 6 primeras autorretratos; las otras tres son retratos que me ha hecho (con cámara o dibujándome) mi amiga Susana Gómez.🙂

 

2 comentarios en “sobre mí

    1. Muchas gracias, Diego! Por curiosidad, como es que es la primera vez que encuamtras algo parecido que te gusta?
      Acabo de echar un vistazo a tu blog y parece interesante. Por ahora le he dado al botón de follow, porque voy con prisas, pero luego le echo un vistazo.
      Muchas gracias por el comentario y me alegro de que te haya gustado!!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s