Palabras feas, palabras chulas.

gustos, palabras

_MG_0300b_1200

Cuando cambié de carrera, me decidí por Filología. Tardé un rato en elegir cuál de los cienes de posibilidades estudiar y, por alguna razón, me dije, “pues casi que la inglesa”. Pasé de los pasteles, los carboncillos, los torreones, los chutes de laca a última hora los viernes por la tarde, el arte, las estructuras, el urbanismo, los rótring, Corbu-Mies-FLlW, los compases y la escuadra y el cartabón a las letras, las palabras, las frases, los libros, la gramática, la sintaxis, la semántica, la literatura, la lingüística, Shakespeare, la inquietante literatura gótica y la historia de la lengua inglesa. Son un tanto dispares. Pero es cosa normal, ¿no? A la gente le pueden interesar cosas bien distintas. A mí todo me viene por la genética, por lo visto. De un lado y del otro. Las ciencias y las letras. Las artes y las artes. El espacio y la tierra. La naturaleza y las piedras. Las palabras bonitas y las feas. Nah, esto es cosa mía.

Las palabras feas me molestan mucho. Sobremanera, diría yo. Me molesta leerlas y escucharlas. Hay palabras feas que se usan mucho (sobre todo si hay entes pequeños alrededor) como “cochino” y “nene”. Muerte a los cochinos y a los nenes y las nenas. Deberían prohibirlas de lo mal que suenan. Mal y moñas, respectivamente. Las palabras moñas molestan directamente por su moñitud, como la anteriormente mencionada. Cualquier palabra formada por 4 letras que contenga dos enes está condenada al fracaso. A la muerte fatal mortal de necesidad dentro de mi uso del léxico humano. Nene. Nena. Esa gran invención del “nini”. Y ya “neni”, dimintivo apocopado de los dos primeros, es para rematarme (evidentemente, la versión sin apócope, también está incluida. Nenita. Escusemuá, pero puaaaaaaskjdbajsdbakjsdhaj).
No soy muy fan de los “churris”, aunque sí  de los “curris” (qué bichos más majos). Si de nene, neni; de churri, churrito. Fatal.
Soy MUY fan de “chavales”, “chatos” y “chicos”. Me gustan las palabras que empiezan por Ch. Chófer incluída. En mi mundo, sigo considerando la Ch como letra en sí misma. Es doble, sí, ¿y? Es una letra dígrafa. Ea. Igual que la Ll. Y la Y se llama i griega, al menos en España. Me parece estupendo que en otros lares se refieran a ella como Ye. Plas plas plas. Enhorabuena.

Me privan las palabras largas. Esdrújulas como esdrújula. Palíndromo. Procrastinar. Las palabras que tienen sonidos /k/, /p/ y /f/. Cacofónico. Si hay aliteración, mejor que mejor. Apócope. Apócrifo. Fonógrafo. Policarbonato. Mangurrianada, mangurrián (estas dos me gustan tanto, que las digo mucho, como los chatos y los chavales y la chavalería). Hace tiempo, utilizaba mucho “cuco” y “cuqui”. Son súper moñas, pero quería diseminar por el mundo su uso indiscriminado. Era mi forma de conquistar el mundo. ¡Mwaaa ha ha ha ha ha haaaaa! A la vez, Anna Simón lo hacía vía televisiva. No nos conocemos, pero teníamos la misma meta, una meta sagrada… pegarle al mundo el cuco.

Al hilo del cochino, también tenemos otras cochinas palabras como “cagar” y “mear”. No sé si son del castellano antiguo, pero yo no puedo con ellas. “Pis” no me hace especial gracia. “Pedo” si es graciosa. Jijijijijiji. Y “culo” sí es bonita. Un chaval muy chato con un culo cuco y cacofónico cuenta codornices que caen del cuerno del chófer chusma. No me digan que no suena bien. ¡Ah! ¡”Chusma”! ¡”Chusta”! Jó, qué grandes palabras hay con che. Impertérrito. Metabólico. Melifluo. Mamarracho. Fenómenas palabrejas tienen los idiomajes (“idiomaje” es invención de mi amiga T). Mejor fenómenas que fenomenales, cuando las letras llevan tilde, siempre son más bonicas. Hablando de bonicas…

No me gustan las palabras acabadas en -ito. No sólo (solo, porras, perdón) los diminutivos, sino también los bonitos-tos. Mejor bonicos (gracias, HoraChananteBarraMuchachadaNuiBarraMuseoCoconut). Muerte a las conversaciones sobre niños y bebés en las que todo acaba en -ito. El culito del nenito está rojito. Ha comido un purecito de verduritas con pollito. Yuck. Puaj. ¡Blurghasdasadg! El bonito está muy bueno, pero si Laredo es unbonito-to y Santoña es un atún, me quedo con el atún. En mi planeta, se ha de sustituir el -ito por -uco, -ico o -ete. Nenuco. Verduricas. Culete.

Relámpagos. Recórcholis. Estruendo. Terráqueo. ¡Terrícola! Hablando de policarbonatos, la polimorfología de los seres humanos es aplicable a las habilidades de una persona humana. Por consiguiente, una ente que sabe hacer muchas cosas, es polimórfico. Cuando uno habla varias lenguas, también es polimórfico. Podría ser también polimérico, supongo. También he conseguido pegarle esta nueva acepción a las gentes del mundo. Gentes amigas.

Últimamente, me ha dado por decir (aunque más escribir) la palabra súper. Me vale igual en inglés que en español (así que es polimórfica a la par que útil). Ya no uso tanto el “cuco”, ni digo todo el día “tremendo”, y “La zarzamora” pasó a mejor vida. Además, a no ser que esté en compañía de mi amiga larusa (o que hable vía FB con AnaB), las combinaciones germánicas de la facultad, como “Ja, toll“, “gigantisch“, “och, neee“, “ach, Ich habe keine Lust” y otras varias, quedaron casi casi en el remoto olvido. Y llamo mucho menos a Jaaaaasoooon para que me salve y me saque de aquí.

Pero no asustarse, porque sigo añadiendo mi vocabulario palabros extraños y nuevos. Por ejemplo, uno que viene de tierras escocesas (vía D), llamado “eejit” (pronunciado /iyit/), meaning “idiot”. Suenan mayormente parecidos, pero el sucedáneo de las tierras altas del Clan McCloud es increíblemente más útil y estiloso a la vista. Si solo pudiera quedar uno, voto por eejit.

Obviamente, lo que sí hay que seguir haciendo es, ante todo, ser educado y decir “hola”. Decir hola hasta decir basta. Saludar sin parar. Saludar a la gente a la que ya has saludado y a los que te cruzas por la calle y no conoces. Saludar a los alcornoques, los alcorques (estas molan también, ¿eh? Palabras que empiezan por al-, molan), los bordillos y los bolardos (gentes del mundo, que sepáis que los bolardos/poyetes que hay en las calles, esos anchos y bajitos y cilíndricos, están hechos para que reposéis vuestras posaderas sobre ellos). Digan hola. Mis amigos saben de lo que hablo y sé que les encanta. ¡Hola!

En fin, todo esto han sido líneas y líneas (súper interesantes) sobre palabras horrendas que deberían prohibirse, caer en el desuso más rápido y doloroso del mundo y salir del diccionario… y palabras tremendamente apabullantes que deberíamos utilizar más y más y más. Y más aún. And then some.

En otra ocasión hablaré de mis palabras preferidas (y aborrecidas) del inglés. Odio “mellow”, creo que eso ya lo he dicho. Y en otra entrega, de mis expresiones coletilla preferidas (como “verdades como puños“, que se la robé a JochE -y a la que añadí “de titanes” o “titánicos“; “por los dioses (del Olimpo)“, “la pera (limonera)” -esa es más normal) y otros palabros que hemos usado en grupúsculos, como el catalán “tancat” o el compuesto “barrichún”, que significa “barrio chungo”, como sus propias letras indican. Y en otro más, de cómo me flipan que me muero todos los palabros que vienen del caló (como biruji, canguelo, chalado, chachi, chanchi, chaval, chungo, churumbel, currar, dabuten, menda, molar, paripé, payo, piltra o pinrel, entre otras. Anda que no molan. Son las mejores. Las más chachis. ¿Que no?)

En fin, largo post lingüístico.
Sin más, me ausento, que es hora de ingerir comida. (Asueto también es chula.)
Saludos palabreros, pandilla.
c

2 comentarios en “Palabras feas, palabras chulas.

  1. Haha This whole “ugly” and “beautiful” words … I am definitely a man of the sciences (against the humanities), I can’t see uglyness in words😀 they’re just a bunch of letters, aren’t they?😛 ok ok

    At some time, I studied Linguistics at the university. But under a very interesting point of view: how to process natural language in computers? The problem, said the theories, was the current way to study grammar. “Aristotelic grammar” or what. The idea was to “convert” grammar into mathematics. Well, if each word has a function in the sentence, you could convert it in “parts” of an equation. Pity that I didn’t keep studying it!

    Anyways😀 I won’t bore you with a silly comment😛

    Me gusta

    1. But words sound this way or that way, and that’s what bothers me. You don’t like heavy metal, right? Or supercheeeessey songs, maybe. Well, this is the same. I don’t like words w
      That sound gross or cheesy.

      Ooh, linguistics are fun. We had a “lingüística computacional” optional class at uni. Sounded strange. Maybe it was similar to yours!

      Thanks for the comment, R! And go find your awful words.😛

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s